Avión de Ryanair
Avión de Ryanair - REUTERS

Los pilotos de Ryanair en España crean su propia sección sindical

La aerolínea sostiene que este sindicato «no tiene validez» y asegura que «no será tomada en cuenta»

MADRIDActualizado:

Siete pilotos de Ryanair han formado este viernes el que podría convertirse en el primer sindicato de la compañía en España. Los trabajadores han creado una sección sindical independiente dentro del Sepla (Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas), con el objetivo de negociar con la empresa el primer convenio colectivo.

España se convierte de esta forma en el sexto país europeo en el que se crea una sección de la aerolínea de bajo coste irlandesa. Antes, el comité de representación de empleados europeos (European Employee Representative Council, EERC) crearon su propia representación en Portugal, Alemania, Irlanda, Suecia e Italia.

Según ha informado el Sepla, la decisión de crear este sindicato se tomó en una asamblea celebrada el pasado día 20. La primera medida que ha tomado la sección sindical ha sido enviar una carta al consejero delegado de Ryanair, Michael O´Leary, para que reconozca a los representantes.

La respuesta de la aerolínea no se ha hecho esperar. «Esta carta de sindicatos de pilotos de la competencia no tiene validez y Ryanair y sus pilotos no la tendrán en cuenta», han afirmado fuentes de la compañía, que añaden que ya está instaurado un sistema por el cual sus pilotos «votan regularmente en boletos secretos la posibilidad de aprobar mejoras salariales y de condiciones».

«Mientras estos sindicatos continúan enviando cartas sin sentido a los medios, Ryanair fijando nuevos acuerdos salariales con más de quince bases», explica la línea aérea.

Pilotos autónomos

La organización sindical asegura que la situación es bien distinta. «Actualmente, los pilotos de Ryanair no tienen un texto de referencia que regule sus condiciones laborales, lo que ha permitido que proliferen en el seno de una misma compañía diferentes tipos de contratos», sostiene el comunicado remitido este viernes por Sepla. En Ryanair, muchos pilotos son contratados como autónomos a través de brokers, según el sindicato.

El colectivo sostiene además que este esquema se está «tambaleando» después de una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que establece que los trabajadores deberán ampararse en la jurisdicción laboral del país en donde tienen la base de trabajo. Según Sepla, hasta ahora todos los pilotos que han prestado servicios a Ryanair han estado sujetos a las leyes laborales irlandesas independientemente de su base.

La fuga de pilotos de Ryanair a Norwegian puso sobre la mesa las condiciones a las que se enfrentan estos trabajadores en muchos casos. En ocasiones, estos profesionales facturan a la aerolínea las horas voladas cada mes. Es decir, si tienen algún percance que les impide trabajar (una enfermedad, por ejemplo), no cobran. Este sistema, según ha denunciado Sepla, se repite en la mayoría de compañías low-cost.