La política monetaria hunde a la banca en Bolsa

Las acciones de las ocho entidades financieras cotizadas se despeñan tras la decisión del BCE de mantener los tipos de interés en el 0% medio año más e incluso sugerir una nueva bajada

MadridActualizado:

La decisión del Banco Central Europeo (BCE) de mantener los tipos de interés de la Eurozona en el 0% medio año más ha caído como un jarro de agua fría entre las entidades financieras. Los bancos llevan tiempo quejándose de que esa política monetaria asfixia sus cuentas de resultados, merma su rentabilidad y por tanto espanta a los inversores del sector, así que el hecho de que el precio del dinero siga en esos niveles seis meses más no es buena noticia para esta industria. De ahí que nada más conocerse esa decisión, las acciones de los ocho bancos cotizados españoles se hayan hundido en Bolsa.

A una hora del cierre de la sesión el Sabadell y Bankia pierden más de un 4% de capitalización bursátil, por deltante de Caixabank (-2,4%), Bankinter (-2,1%), Liberbank (-1,8%), el Santander (-1,3%), BBVA (-1,1%) y Unicaja (-1%). Aun así, el Ibex parece aguantar por ahora las pérdidas y se mueve tímidamente al alza aupada por Grifols, que tras celebrar su Día del Inversor se ha disparado más de un 5%, y de las compañías eléctricas, a las que sí beneficia que el precio del dinero siga en niveles tan bajo, incluso negativos, ya que esto les supone menores costes de financiación en un momento en el que deben de hacer grandes inversiones en renovables derivadas del Plan de Energía y Clima lanzado por el Gobierno y que prevé inversiones de más de 200.000 millones de euros hasta 2030, de las cuales más del 80% serán privadas. Las acciones de Endesa, Iberdrola, Acciona, Red Eléctrica y Enagás repuntan entre un 1% y un 2%.

Sin embargo, el mantenimiento de los tipos de interés en el 0% y de la facilidad de depósitos en el -0,4%, de forma que a las entidades les cuesta dinero guardar su liquidez en el banco central, resulta nefasto para los bancos, especialmente para aquellos dedicados al negocio minorista, como los españoles. Con los tipos en ese nivel, las entidades obtienen un margen reducido por la concesión del crédito, y en especial de las hipotecas a tipos de interés vinculadas al Euribor. Eso, junto con la debilidad de la demanda crediticia, ha hecho que el margen de intereses de las entidades ha venido vayendo o apenas ha credido ejercicio tras ejercicio.

Las entidades españolas son sin duda de las más afectadas por la decisión del BCE, pero todo el sistema financiero europeo se ha teñido de rojo en Bolsa. Los dos principales bancos alemanes, Deutsche Bank y Commerzbank, caen a menos de una hora del cierre de la sesión un 3,7% y un 1,5% respectivamente. En Italia, Unicredit e Intesa Sanpaolo se dejan más de un 1%, y en Francia BNP Paribas más de un 2% y Crédit Agricole un 1,6%.