La ministra española de Economía, Nadia Calviño (i), y el presidente del Europgrupo y ministro portugués de Finanzas, Mário Centeno,
La ministra española de Economía, Nadia Calviño (i), y el presidente del Europgrupo y ministro portugués de Finanzas, Mário Centeno, - EFE

El portugués Mário Centeno renuncia a dirigir el FMI

Los ministros de Finanzas de la UE votarán este viernes para elegir a su candidato y encontrar un sustituto para la francesa Christine Lagarde, que deja el cargo para presidir el Banco Central Europeo (BCE) tras la salida de Mario Draghi

EFE
LisboaActualizado:

El ministro de Finanzas de Portugal y presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, ha anunciado que no va a ser candidato a dirigir el Fondo Monetario Internacional (FMI).

«Al encontrar un candidato para dirigir el FMI, como en otras decisiones de la UE, debemos luchar por una posición común. Quiero ayudar a encontrar ese consenso y, por ello, no participaré en esta etapa del proceso», ha escrito Centeno en su perfil oficial de Twitter, en alusión a la votación de este viernes.

El portugués ha añadido que se mantiene «disponible para trabajar hacia una solución que es aceptable para todos».

Centeno era uno de los nombres que se manejaban en la lista de la que deberá salir un candidato único de la Unión Europea para liderar el organismo internacional, en la que también figura la ministra española de Economía en funciones, Nadia Calviño.

Aspiran igualmente al cargo el expresidente holandés del Eurogrupo Jeroen Dijsselbloem; el gobernador del banco central finlandés, Olli Rehn; y la directora ejecutiva del Banco Mundial, la búlgara Kristalina Georgieva.

Además, el Gobierno francés, que coordina los trabajos para que el club comunitario presente un aspirante, dio este jueves a los británicos la posibilidad de presentar un postullante al puesto.

Los ministros de Finanzas de la UE votarán este viernes para elegir a su candidato y encontrar un sustituto para la francesa Christine Lagarde, que deja el cargo para presidir el Banco Central Europeo (BCE) tras la salida de Mario Draghi.