Las causas de por qué el precio de los carburantes ha subido hasta un 15% este año

La cotización del petróleo Brent se ha incrementado en 2019 un 28,5%

MadridActualizado:

Los precios de los carburantes acumulan en nuestro país unos incrementos este año del 15% en el caso de la gasolina sin plomo de 95 octanos y del 11% en el gasóleo de automoción. Actualmente, estos combustibles tienen los precios más caros desde octubre y noviembre del año pasado.

El precio medio de la gasolina es esta semana de 1,357 euros el litro, según el boletín petrolero de la UE, y el del gasóleo de 1,260. Sin embargo, en muchas estaciones de servicio la gasolina cuesta más de 1,40 euros el litro y el gasóleo supera los 1,35 euros.

Según el citado boletín petrolero, España ocupa una posición media en la UE-28 respecto a los precios de la gasolina (ocupa el puesto 18) y más bajo aún en el gasóleo (solo hay ocho países más baratos). La gasolina más cara está en Holanda, a 1,736 euros el litro, y el gasóleo en Suecia (1,552 euros). Los más baratos son Bulgaria (la gasolina a 1,134 euros) y Luxemburgo (el gasóleo a 1,143 euros).

Estas subidas responden a la elevada cotización internacional de los carburantes, a los márgenes de las petroleras y a la subida de impuestos.

Por su parte, la cotización del petróleo -aunque no es la causa más directa de la variación de los precios de los combustibles- se ha encarecido este año un 28,5%.

La fuerte carga fiscal que tienen los carburantes en nuestro país hace que no suban en el mismo porcentaje que lo hace el petróleo. Como los impuestos suponen el 53% del precio de venta al público de la gasolina, el incremento del crudo solo repercute en el 47% restante. En el caso del gasóleo, los impuestos representan el 48% del precio final.

También hay que recordar que desde el 1 de enero se armonizó al alza el impuesto estatal especial que aplicaban algunas comunidades autónomas y que desde esa fecha incrementa en 0,072 euros cada litro de combustible en todas las regiones.

Los impuestos de la gasolina suman 0,473 euros el litro y 0,379 euros el del gasóleo. Además, hay que añadir el 21% del IVA.