La presión fiscal en España se mantuvo seis puntos por debajo de la media europea en 2014

Francia presentó una de las mayores presiones impositivas de la UE, con el 47,9%, según datos de Eurostat

BRUSELASActualizado:

La presión fiscal en España estuvo en 2014 por debajo de la impuesta en otras grandes economías europeas, como Alemania, Italia, Francia y Reino Unido, y seis puntos por debajo de la media europea, según los datos publicados este viernes por la oficina estadística comunitaria, Eurostat.

Esos datos muestran que España tenía en 2014 una carga fiscal equivalente al 34,4% de su PIB, cerca de seis puntos menor a la del conjunto de la Unión Europea (40%) y de siete puntos por debajo de la media de la zona del euro (41,5 ).

Francia presentó una de las mayores presiones impositivas de la UE, con el 47,9%, superior a la de Italia, del 43,7%, mientras que Alemania se situó en el 39,5%.

El país europeo que más ingresos obtuvo procedentes de impuestos fue Dinamarca (50,8%), seguido de Bélgica y Francia (ambos con un 47,9 %), Finlandia (44%), Austria (43,8%), Italia y Suecia (ambos un 43,7 %).

En cambio, países como Polonia (33%), Estonia (32,5%), Eslovaquia (31,2%), Irlanda (30,5%), Letonia (29,2%), Lituania (28%), Bulgaria (27,8%) y Rumanía (27,7%) mantuvieron en 2014 una carga fiscal inferior a la española. Por su parte el Reino Unido mantuvo una presión impositiva similar a la de España, equivalente al 34,4% de la economía británica.

En comparación con 2013, el mayor aumento de la presión fiscal se produjo en Dinamarca, donde subió tres puntos (de un 48,1% en 2013 a un 50,8% en 2014); mientras que las reducciones más notables se concentraron en República Checa (de 38,8% en 2013 a 34,1% en 2014).

Los datos muestran la gran diversidad en los ingresos por impuestos de los países europeos respecto a su PIB, según Eurostat.

Los países que más gravaron el consumo fueron Suecia (de donde obtuvieron un 22,1%) y Croacia (18,8%), mientras que los países donde se aplicó un tipo más reducido en este sector fueron Alemania (10,9%) y Eslovaquia (10,8%).

Los países con los ingresos más altos procedentes del IVA fueron Croacia (12,5%) seguido de Dinamarca (9,6%), Finlandia (9,2%) y Suecia (9%). En España, el 11,6% de 2014 provino de los impuestos al consumo, de los cuales un 6,2% procedieron del IVA.

Por su parte, los países que más ingresos obtuvieron procedentes de impuestos sobre la renta y la riqueza, según este medidor de Eurostat, fueron Dinamarca (33,4%), Suecia (17,9%) Bélgica (16,8%) y Finlandia (16,5%), mientras que España (10,1 %) tuvo una cifra inferior a la media de la UE (12,8%).