Pablo Vázquez (i), presidente de Renfe
Pablo Vázquez (i), presidente de Renfe - EFE

Renfe gana 16 millones hasta septiembre frente a las pérdidas de hace un año

Los ingresos ascendieron a 2.379 millones de euros, lo que significa un repunte del 4,5% y 108 millones más que un año antes

EFE
MadridActualizado:

Renfe obtuvo en los nueve primeros meses un beneficio de 15,8 millones de euros frente a unas pérdidas de 26,1 millones registradas en el mismo período de 2015, gracias al aumento de los ingresos y la reducción de los gastos de explotación.

Los ingresos ascendieron a 2.379 millones de euros, lo que significa un repunte del 4,5% y 108 millones más que un año antes, y la clave de esta mejora es el aumento de ingresos por el transporte de viajeros.

El resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 336,1 millones de euros, lo que representa un repunte del 54,1%, frente a 218,1 millones del mismo período de 2015. La empresa redujo los gastos de explotación en 11 millones de euros, lo que supone un descenso del 0,5 %, hasta 2.043 millones de euros, ha informado hoy la operadora ferroviaria en un comunicado.

Las reducciones más importantes se produjeron en energía de tracción, mientras se mantuvieron estables los gastos de personal, el mantenimiento de material, los servicios a bordo o los gastos en vigilancia de edificios y trenes. Las amortizaciones, los gastos financieros y los extraordinarios -éstos últimos sólo se aplican en el ejercicio de 2015- sumaron 320,35 millones de euros, lo que supone un incremento del 31,2% en comparación con 244,2 millones registrados hace un año.

Renfe transportó a 347,5 millones de viajeros en este periodo, lo que representa un incremento del 1,5% con relación al mismo período de 2015 y se traduce en 5 millones de pasajeros más.

Los servicios comerciales de Renfe Viajeros, que incluyen Ave, Alvia, Euromed o Altaria, trenes de larga distancia que compiten con otros modos en el mercado del transporte peninsular de viajeros, transportaron hasta septiembre a 24 millones de viajeros, 1 millón más (un 4,3% más) que en el mismo período de 2015, cuando fueron utilizados por 23 millones de clientes.

En Cercanías, Rodalies y Media Distancia (tanto por vía convencional como los servicios denominados Avant, prestados con trenes de alta velocidad), la demanda se incrementó en 4 millones de viajeros (un 1,3% más), al pasar de 319 millones en 2015 a 323 millones de enero a septiembre de 2016.