Los servicios esenciales garantizan la circulación de 280 trenes de AVE y Larga Distancia, el 72% de los 387 inicialmente programados
Los servicios esenciales garantizan la circulación de 280 trenes de AVE y Larga Distancia, el 72% de los 387 inicialmente programados - INÉS BAUCELLS

La huelga de Renfe deja miles de pasajeros afectados en plena operación salida

La compañía estima que solo han hecho huelga 260 trabajadores frente a los más de 4.000. Ambas partes coinciden en que todo se desarrolla con «normalidad», aunque CC.OO alerta que la conflictividad podría seguir hasta otoño

MadridActualizado:

Miles de pasajeros se están viendo afectados por la huelga celebrada este lunes por Comisiones Obreras (CC.OO) en Renfe. Sin embargo, empresa y sindicatos difieren radicalmente en lo que al seguimiento se refiere: la operadora ha señalado que en el turno de noche y en el de mañana la huelga ha sido secundada por el 6% de los trabajadores que podían hacerla, 260 empleados de los 4.109 que podían ir al paro, porcentaje que el sindicato elevaba hasta el 70%, la misma cifra de seguimiento que calcula que se está registrando en el turno de tarde, han indicado desde CCOO.

Todo ello, con unos servicios mínimos en los que el Ministerio de Fomento garantiza la circulación de 280 trenes de AVE y Larga Distancia, el 72% de los inicialmente programados para este jornada, lo que ha supuesto cancelar 107 trenes. Además, se establece que salgan 390 trenes de Media Distancia (regionales), el 65% de los previstos, tras la supresión de 213, y el 50% del servicio de Cercanías, porcentaje que se eleva hasta el 75% en 'horas punta'.

En un comunicado, Renfe ha rechazado los argumentos sostenidos por Comisiones Obreras para la convocatoria de huelga, que ha tacahdo de injustificada, y estima que en 2019 la plantilla crecerá en 80 personas. Además de incrementarse en el 5% la tasa de reposición, lo que se habría traducido en 49 nuevos contratos indefinidos.

Asimismo, ha apuntado que aplica la reducción de jornada laboral diaria recogida en la ley para «favorecer la conciliación de la vida personal y profesional de la misma manera que se aplica al conjunto de empleados de la Administración General del Estado», y así lo comunicó a los trabajadores el 18 de junio. A este respecto, Renfe ve improcedente la convocatoria de la huelga hasta que los tribunales no se pronuncien sobre esta nueva jornada (35 días naturales de vacaciones más otros 6 días laborales de asuntos propios). También ha rechazado la consolidación del 0,5% adicional de subida por productivdad.

Normalidad

Por otra parte, el secretario general del sector ferroviario de CCOO Manuel Nicolás Taguas, la huelga se está desarrollando con normalidad y sin incidencias reseñables a pesar de la suspensión de 320 trenes ya que a diario se dan cuenta de hasta 300 incidencias que ha atribuido a la mala gestión del operador público y a la falta de personal. Taguas ha señalado que a lo largo del año se registran más de 32.000 incidencias en el tráfico y en lo que va de este año ya van 16.000.

Taguas también ha criticado los servicios mínimos decretados por Fomento, ya que a su juicio dejan el derecho a huelga sin contenido y recordado que hay 33 millones de usuarios de la alta velocidad por 44,74 millones de viajeros que usan el Cercanías para trabajar y hoy, 15 de julio, hay que tener en cuenta que los colegios están cerrados y muchos trabajadores están de vacaciones.

Respecto al seguimiento, Taguas ha indicado que los primeros datos lo sitúan en un 70% a nivel estatal de los trabajadores que pueden hacer huelga, en alta velocidad en Madrid es total el paro y en talleres del 80%, en una jornada de huelga en que por los servicios mínimos que se han decretado tres de cada cuatro trenes tienen que circular. En este sentido, no ha descartado que la conflicitivdad se alargue hasta otoño y haya más acciones en las próximas semanas.

Por su parte, Renfe ha estimado que de un total de 4.291 empleados que podían sumarse al paro por no estar incluidos en servicios mínimos o de vacaciones, lo han secundado 260.

Manuel Taguas ha explicado, por otra parte, que han ido a la huelga para defender el empleo en Renfe, donde se han perdido 5.000 empleos desde la liberalización; a lo que hay que sumar que, pese a que se ha aprobado una tasa de reposición del 105 %, que sólo supone la incorporación de 49 personas, al mismo tiempo la empresa facilita la salida del mismo número de trabajadores.

Asimismo, quieren exigir a Renfe que consolide el incremento salarial que pactaron, pues lo abona pero no lo consolida, y que abone la productividad a los empleados, concepto que perdieron en 2005 y que siguen sin percibir, pese a que la compañía tiene ahora el doble de ingresos y de viajeros a esa fecha.