Estacion de Santa Justa en Sevilla
Estacion de Santa Justa en Sevilla - JOSÉ GALIANA

Renfe Mercancías reduce un 24% su plantilla y vende trenes para evitar la quiebra

La compañía prevé, además, desprenderse de 66 locomotoras y 1.500 vagones

MADRIDActualizado:

Renfe pondrá en marcha un severo plan de ajuste en su filial de mercancías, que nunca en su historia ha cerrado un ejercicio en números negros, con el fin de que esquive la quiebra. El director general de Renfe Mercancías, Abelardo Carrillo, ha presentado el programa Plan Gestión 2017-2019, que prevé que la compañía logrará estabilizar su cuenta de resultados en 2017, frente a los números rojos de 49 millones que registró 2016, debido, principalmente, a la reducción de plantilla y venta de activos.

En concreto, el operador ferroviario eliminará 316 puestos de trabajo (cerca de un 24% del total de 1.300) y pondrá en marcha un programa de desinversiones mediante el que se desprenderá, además, de 66 locomotoras –un 20% del total– y en 1.500 vagones, el 15% de los 10.000 de los que dispone actualmente. De manera paralela, la sociedad se deshará de sus participaciones en Transfesa (20%) y Semat (49%). El fin último, como reconoció la compañía, consiste en evitar la quiebra debido al «deterioro patrimonial» y a partir de 2019 consolidar la rentabilidad de la firma, «para evitar riesgos de inviabilidad y convertirse en una empresa sostenible».

La reducción de la plantilla se llevará a cabo tratando de minimizar sus efectos, por lo que se ofrece la transferencia de los empleados a otras firmas del grupo, sobre todo a Renfe Viajeros, o la articulación de un plan de bajas voluntarias. La empresa señala que se han acogido un total de 249 trabajadores. Mientras tanto, ofrecerá primero los trenes a su filial Renfe Alquiler de Material Ferroviario y, si a esta no le interesan, se pondrán a la venta para el resto de operadores.

Un segmento reducido

El verdadero lastre de Renfe Mercancías –que ostenta un 70% de la cuota de este mercado– es el escasísimo desarrollo del transporte ferroviario de mercancías en España, que apenas representa un 5% del total. Su posición de monopolio le ha supuesto una histórica multa por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC). Renfe Mercancías ya ha provisionado en las cuentas de 2016 los 65 millones de la sanción.