Juan Carlos Soler

Renfe podrá tener hasta dos nuevos competidores en el AVE

Los futuros operadores deberán pedir 'slots' en julio de este año y su entrada elevará hasta un 60% la actual oferta de Renfe

G. G. S.
MadridActualizado:

Adif ya ha enviado a las empresas interesadas en la liberalización del AVE y a la CNMC el borrador de Declaración sobre la Red para 2019. Un documento clave para la liberalización del tren, ya que en él el gestor de la red ferroviaria detalla la capacidad que tendrá la red cuando se abra a la competencia.

En este texto, el gestor apuesta por aumentar la capacidad de la red un 60%, pasando a 189 circulaciones por sentido y día frente a las 119 actuales. Además, la compañía pública (que prevé que el plan esté aprobado en julio) perfila tres paquetes, diferenciados en función del número de circulaciones por día, que tendrán una duración de diez años. Cada uno de estos paquetes se estructurará en torno a tres ejes: el Madrid-Barcelona-Frontera francesa y Valencia-Barcelona, el Madrid-Levante y, por último, el Madrid-Toledo-Sevilla-Málaga. Con este sistema, Adif espera que «al menos» tres empresas ferroviarias compitan con Renfe.

El primero de estos tres ejes o corredores de Alta Velocidad comprende el Madrid-Barcelona-frontera francesa, el de mayor demanda, que además incluye la conexión entre la Ciudad Condal y Valencia. El segundo eje abarca el AVE a Valencia y Alicante, y el tercero, la línea hacia el Sur, la que enlaza Madrid con Toledo, Sevilla y Málaga.

Para cada uno de estos ejes, los nuevos operadores podrán elegir entre tres distintos servicios. Por ejemplo, para el AVE a Barcelona, el primer tipo de servicio, o paquete A, comprende la circulación de 48 trenes diarios, eso es, tres trenes por hora y sentido. El segundo tipo de servicio, o paquete B, 16 trenes diarios (1 tren por hora y sentido), y el tercero o C, 5 trenes diarios (1 tren cada tres horas en cada sentido).

En total, en este AVE se podrán poner en circulación una media de 69 tráficos diarios, frente a los 43 de media actuales, lo que supone un incremento del tráfico del 60% sobre el tráfico actual.

En el conjunto de los tres corredores, la capacidad que pueden pedir los nuevos operadores supone aumentar en un 60% la oferta actual de Renfe. En concreto, supondría la circulación de 189 trenes por sentido y día frente a las 119 actuales.