EFE

Ryanair se enfrenta a una nueva oleada de huelgas

Los sindicatos ser rebelan en España, Irlanda, Reino Unido y Portugal contra las amenazas de despidos de la aerolínea

MadridActualizado:

Pilotos y tripulantes de cabina se levantan contra Ryanair. Los trabajadores de la aerolínea tienen decidido convocar huelgas en septiembre en España, Reino Unido, Portugal e Irlanda por la decisión de la aerolínea de imponer un recorte de personal de 900 empleados y el cierre de varias bases.

Ayer fueron los pilotos irlandeses los que aseguraron que se movilizarían si la compañía no aceptaba sus peticiones antes del lunes. En concreto, estos trabajadores reclaman a la compañía que implante «una estructura de salarios digna, justa y transparente».

Los pilotos irlandeses de la compañía se unen de esta forma a otros empleados europeos de la «low cost», como los pilotos británicos o los tripulantes de cabina portugueses y españoles. En nuestro país, el principal foco de conflicto es la decisión de la compañía de cerrar las bases de Tenerife, Gran Canaria y puede que Gerona el próximo 8 de enero. La situación es especialmente delicada para Canarias, ya que la conectividad de estas islas se podría ver sumamente afectada por el cierre de las bases de Ryanair.

Además, la aerolínea de bajo coste ha amenazado con despedir a 100 pilotos en el país. Esta ha sido la gota que ha colmado el vaso para el sindicato de pilotos Sepla, que ha roto las negociaciones que mantenía con la empresa sobre el convenio colectivo y ha abierto la puerta a convocar huelgas después del verano.

Los tripulantes de cabina (TCP) dieron este paso el miércoles. Los sindicatos Sitcpla y Uso, representantes mayoritario de estos trabajadores, anunciaron en un comunicado el martes que irían a la huelga para protestar «contra el comportamiento abusivo de esta compañía». Según detallan fuentes de estos sindicatos a este periódico, la intención es convocar los paros «con la menor antelación posible» para principios de septiembre.

Antes de ello, el mismo lunes, los sindicatos tienen prevista una reunión con representantes de la Administración canaria. Y es que el cierre de las bases de Ryanair ha trascendido el terreno laboral para entrar en el plano político. Los sindicatos, de hecho, no descartan que la compañía esté amenazando con el cierre de bases para que el gobierno canario le entregue más subvenciones.