En la actualidad, de media un jubilado no ha cotizado el número de años suficientes para cobrar pensión durante toda su jubilación
En la actualidad, de media un jubilado no ha cotizado el número de años suficientes para cobrar pensión durante toda su jubilación - GUILLERMO NAVARRO

Sanear el sistema de pensiones supondría subir un 23% el IRPF o los salarios un 17%

La cotización media pagada en la vida laboral solo cubre el 76% de los años de pensión cobrados

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El mayor peligro del sistema de pensiones actual es no reformarlo, ya que el agujero de las pensiones sigue creciendo cada año. Es una de las conclusiones del informe de Fedea, «El sistema público español de pensiones: mitos y realidades», que ha presentado esta mañana el profesor Miguel Ángel García, asesor del Gobierno en la reforma de 2013. El documento calcula que sanear el actual déficit del sistema de 19.000 millones de euros sería equivalente a subir el IRPF un 23% a todos los contribuyentes o elevar la ocupación de la noche a la mañana 3,6 millones de afiliados, que los salarios o la base de cotización suba un 17,1% o elevar la cotización que pagan empresas y trabajadores un 4,8%. Cada uno de estos escenarios es excluyente, bastaría para cubrir el agujero, pero de cara a 2050 todos ellos en conjunto deberían producirse para pagar el gasto en pensiones estimado para entonces y que no hubiera déficit.

Porque en la actualidad, de media un jubilado no ha pagado las cuotas suficientes en cotizaciones para cubrir lo que cobrará pensión durante toda su jubilación, ya que España es el país con una mayor esperanza de vida del mundo al haber subido seis años desde 1975 hasta los 83 años y la jubilación dura de media unos 21 años.

Si se mantiene la actual tasa de sustitución del 78% -porcentaje de primera pensión en relación con el último salario, que es de las más altas del mundo-, las cotizaciones pagadas y revalorizadas con el crecimiento del PIB medio de los últimos 25 años (un 2% anual) resultan en haber pagado 16,1 años, es decir, cinco años sin aportar. En el caso de un trabajador que haya cotizado 37 años y tenga derecho al 100% de la pensión, las cuotas cubren 13,2 años de pensión.

La otra opción es crecer un 3,3% de media cada año las próximas décadas. De lo contrario, si se mantienen las tasas actuales de crecimiento, el creciente gasto en pensiones escalaría del 12% del PIB actual al 16,9% en 2050. Todo ello con un desembolso que supera los 153.000millones en 2019 y casi desaparecida la última reforma de las pensiones de 2013 -que introducía el factor y el índice de sostenibilidad, que revalorizaban las pensiones un 0,25% si el sistema estaba en números rojos y reducía desde 2019 la pensión inicial para asegurar que se cobrase más años, lo que finalmente se ha postergado-.

«El patrimonio de Amancio Ortega, la tercera mayor fortuna del mundo, es de 85.000 millones. Si le expropiamos todo solo tenemos para pagar las pensiones hasta julio», ha ilustrado gráficamente García para hacer ver la magnitud del problema y señalar que el problema no se arregla "subiendo los impuestos a los ricos".

«Se suele decir que los jóvenes no tendrán pensión. Realmente sí la tendrán, porque la generación del baby boom ya no estará cuando ellos se jubilen. El problema son las generaciones que hay entremedias», ha apuntado. Como indicador, todos aquellos que trabajen hasta 2048 se verán afectados por esta factura creciente que se disparará en unos años cuando los que nacieron entre 1958 y 1977 empiecen a jubilarse.