Para los analistas resulta «un alivio» la resistencia de la Eurozona a las consecuencias del Brexit
Para los analistas resulta «un alivio» la resistencia de la Eurozona a las consecuencias del Brexit - MAYA BALANYA

El sector servicios crece al menor ritmo de los últimos 18 meses en la Eurozona tras el Brexit

El dato adelantado del índice PMI compuesto se situó en junio en los 52,9 puntos, su peor lectura desde hace año y medio mientras el índice adelantado para el sector manufacturero retrocedió a 51,9 puntos, su marca más negativa en dos meses

EUROPA PRESS
MadridActualizado:

El crecimiento de la actividad del sector privado de la zona euro durante el mes de julio se ha frenado hasta su menor ritmo de los últimos 18 meses, aunque la economía de la eurozona ha mostrado «una resistencia sorprendente» frente a la victoria del 'Brexit' en el referéndum del pasado 23 de junio en Reino Unido, según sugiere el dato adelantado del índice PMI compuesto de la eurozona, que se situó en 52,9 puntos desde los 53,1 de junio.

El dato adelantado del índice PMI del sector servicios de la zona euro ha bajado en julio hasta 52,7 puntos desde los 52,8 del mes anterior, su peor lectura en 18 meses, mientras que el índice PMI adelantado para el sector manufacturero retrocedió a 51,9 puntos desde los 52,8 de junio, su nivel más bajo en dos meses.

A pesar de esta desaceleración del crecimiento de las empresas de la zona euro, el ritmo de crecimiento de la región se mantiene sólo ligeramente por debajo de la media de 2016, mientras que el empleo ha crecido a su mejor ritmo en más de cinco años.

Mejora del mercado laboral

El sector servicios ha encabezado la mejora del mercado laboral, puesto que su contratación de personal ha aumentado en julio al mayor ritmo desde febrero de 2008, mientras que en el sector manufacturero se ha ralentizado, aunque el dato agregado de ambos sectores acumula cuatro meses seguidos de mejora y alcanza su mejor lectura desde febrero de 2011.

«La economía de la zona euro ha mostrado una resistencia sorprendente frente al voto del Reino Unido por salir de la UE y a un nuevo ataque terrorista en Francia», ha declarado el economista jefe de Markit, Chris Williamson, quien indicó que las previsiones sugieren un crecimiento anual del 1,5% para la eurozona.

En este sentido, Williamson ha señalado que la resistencia de la zona euro puede resultar «un alivio» para los bancos centrales en el corto plazo, aunque la fragilidad de la recuperación de la región «deja bastante margen para especular sobre la posible aplicación de nuevos estímulos en los próximos meses».

No obstante, el experto ha advertido de que la confianza comercial respecto de las perspectivas futuras para el sector servicios «se ha deteriorado hasta su peor nivel en poco más de un año y medio», principalmente a la inestabilidad política y económica generada por el referéndum del Reino Unido, que insinúa riesgos a la baja a corto plazo para una todavía débil economía de la zona euro.