El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro - JAIME GARCÍA

El Senado anticipa que la subida de sueldo para los funcionarios será del 1%

La Cámara Alta pacta un aumento salarial de los parlamentarios de este porcentaje, que avanza la revalorización para los 2,5 millones de empleados públicos que mañana presentará Hacienda a los sindicatos

MADRIDActualizado:

El Gobierno subirá el sueldo de los empleados públicos un 1% en 2017 y así lo incluirán los Presupuestos Generales del Estado, de acuerdo al aumento salarial acordado para los senadores. La Mesa de la Cámara Alta ha pactado en su reunión de hoy un incremento salarial para sus empleados del 1% «decidido por la Mesa General de Negociación de las Administraciones Públicas» que se celebra mañana. Este alza se incorpora al proyecto de Presupuestos del Senado de 2017 y permite deducir que mañana Hacienda ofrecerá a los sindicatos un aumento salarial del 1% para los funcionarios, aunque hasta entonces no se conocerá la revalorización definitiva.

El Ministerio se verá mañana por la mañana con los sindicatos y por la tarde ha convocado la Mesa General de las Administraciones Públicas con comunidades autónomas y ayuntamientos, donde presentará su propuesta de mejora de las condiciones de los empleados públicos. Si bien la oferta de empleo y la subida salarial del 1% solo afecta a los funcionarios del Estado, marca el camino para el resto de las administraciones que podrán replicar al Gobierno central, por lo que afecta a los 2,5 millones de empleados públicos.

Los sindicatos rechazarán el 1%, ya que para este año los principales servicios de estudio contemplan un IPC ligeramente superior al 2%. Desde CSIF reclaman una subida que compense al menos el recorte del 5% aprobado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2010. El 1% de alza salarial es idéntica a la que se aprobó para 2016.

Bajada de temporalidad

El otro punto que recogerá el Ejecutivo, y que genera un mayor acuerdo entre las centrales, es la conversión de entorno a 250.000 interinos a fijos en tres años, para rebajar la temporalidad de las plantillas públicas del 25% al 8%. Esta medida se aplica también para acatar la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que llamaba a mejorar las indemnizaciones por despido de los interinos. CC.OO. calcula que hay unos 360.000 empleados públicos temporales en esta situación.

La convocatoria de procesos de estabilización de empleo beneficiará a interinos, eventuales, estatutarios y personal del sector público empresarial. Los procesos valorarán la antigüedad y supondrá la conversión de 130.000 trabajadores de Sanidad; 10.000 empleados de Justicia y más de 100.000 docentes, calcula UGT. A estas cifras se sumarán otros colectivos como servicios sociales, policía local, inspección y recaudación, cuyo montante se cuantificará en cada ámbito, describe UGT. Junto a ello, Hacienda planea una oferta de empleo público superior a la del año pasado, de entorno a 19.000 plazas para la Administración General del Estado. UGT calcula que el plan afectará en tres años a 350.000 trabajadores, incluyendo plazas nuevas y conversión de temporales.

Hacienda también ha ofrecido en reuniones anteriores con los sindicatos cubrir todas las bajas en Sanidad, Justicia, Educación, servicios sociales, fuerzas y cuerpos de seguridad, lucha contra el fraude y todos aquellos de atención al público, como la Dirección General de Tráfico, oficinas de DNI, Seguridad Social o servicios de empleo.

La tasa será del 50% para el resto de empleados públicos. Frente a esta propuesta, los sindicatos han pedido acabar con las tasas de reposición, por lo que previsiblemente no habrá acuerdo en este punto.