Valerio Merino | Vídeo: El gasto en pensiones creció un 3% en junio EP

Si es pensionista o funcionario, así subirá su nómina desde hoy por los Presupuestos de 2018

Las cuentas públicas que entran en vigor no escatiman en gastos sociales, alegrías que el Gobierno pagará con nuevos impuestos

MadridActualizado:

Los Presupuestos Generales del Estado se publicaron, al fin, ayer en el BOE por lo que siete meses después de que comenzara el año, los españoles tendrán cuentas actualizadas para 2018. Con ellas, desde hoy entran en vigor todas las medidas que incluyen una catarata de cambios que beneficiarán, sobre todo, a empleados públicos, opositores, pensionistas y rentas medias y bajas pero también a cinéfilos, familias numerosas y con dependientes a cargo. El aluvión de guiños con los que el Gobierno del PP logró el visto bueno del Congreso de los Diputados esbozaron unas cuentas cargadas de gasto social –sobre todo con las mejoras salariales a los pensionistas– que ya suponían un giro expansivo que abrió la puerta a nuevos impuestos para financiar estas alegrías en el gasto público.

Desde el impuesto a la economía digital que ya anunció Rajoy para contentar a Bruselas hasta los tributos que defendía el PSOE: gravámenes a la banca, recargos a empresas en Sociedades, una batería de impuestos medioambientales y una mayor carga a través de las cotizaciones sociales de los sueldos superiores a 45.000 euros. Todo ello, con la presión de que el déficit baje del 3,1% del PIB al 2,2% o, al menos, del 3% que marca la frontera del brazo corrector de Bruselas.

Ahora todas las miradas se dirigen a las cuentas que ya hornea el Ministerio de Hacienda para 2019. La ministra de Economía, Nadia Calviño, resumió ayer en la toma de posesión de altos cargos de su departamento la hoja de ruta del Ejecutivo para las cuentas de 2019: «conciliar los compromisos de estabilidad con la agenda social».

PENSIONISTAS, UNA PAGA CON SUBIDAS DESDE ENERO En la nómina de agosto los pensionistasverán reflejada incrementos del 1,6%, salvo aquellos jubilados que perciben una pensión mínima, que será del 3%. Las subidas tienen carácter retroactivo, lo que supone que la medida pactada entre el PP y PNV ha entrado hoy en vigor con fecha enero y la Seguridad Social abonará el aumento de los primeros siete meses del año en una paga única que percibirán, en principio, este mismo mes. Por ejemplo, para una pensión media de 937 euros mensuales, el jubilado va a percibir 105 euros de una sola vez. Para el caso de un pensionista con 65 años que perciba una nómina de 607 euros mensuales el alza será de algo más de 127 euros. Hay que tener en cuenta que las nóminas de los jubilados subieron ya un 0,25% en enero, lo que supone que a ese porcetaje ahora se sumará un 1,35%. Lo mismo ocurrirá con las mínimas; el alza ahora será de un 2,75% hasta llegar al 3%. Para 2019 los incrementos serán idénticos a la previsión de inflación, prevista en el 1,5%. Además, medio millón de viudas se beneficiarán del aumento de la base reguladora desde el 52% hasta el 56%. Las prestaciones aumentarán un 2%, lo que supondrá que medio millón de personas cobrarán 450 euros más al año como media.

Solo este año el coste de subir la pensiones será de unos 1.800 millones de euros, cifra que se elevará por encima de los 2.100 millones si se tiene en cuenta que ya en enero las pensiones subieron un 0,25%, lo que tuvo un coste cercano a los 333 millones. Mil millones será el desembolso para aumentar un 3% las mínimas. La factura será mayor cada año que pase dado que el coste de la revalorización anual se irá consolidando cada ejercicio.

PATERNIDAD, UNA SEMANA MÁS DE BAJA Aquellos que sean padres a partir de hoy disfrutarán de cinco semanas de paternidad, en lugar de las cuatro establecidas hasta ahora. La demora en la entrada en vigor de las cuentas públicas, cuya publicación estaba prevista para el 1 de julio ha provocado que miles de padres se hayan quedado descolgados de una medida que también podrán disfrutar los funcionarios y sin obligación de hacerlo de forma simultánea a la madre. Así podrán disfrutar de la baja tras las 16 semanas de la madre, ampliando el periodo total de ambos progenitores hasta 21 semanas. La ampliación del permiso de paternidad así como el incremento del número de beneficiarios, ha motivado un aumento del 4,5% en los gastos, hasta los 2.559 millones en el conjunto de prestaciones que aparecen vinculadas a la cesación temporal en el trabajo por nacimiento de hijo, maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia.

FUNCIONARIOS, 210 EUROS EN ATRASOS Los Presupuestos elevarán la nómina de millones de funcionarios y permitirán no solo reponer las bajas sino crear empleo público en la mayor oferta desde 2008. Los empledos públicos verán en la nómina de julio un aumento del 1,75% mientras que para los seis primeros meses atrasados será del 1,5%. A ello se le puede añadir hasta un 0,3% adicional que negociará en cada ámbito, bien por productividad, carrera profesional o conciliación. En las administraciones con superávit la subida puede ser de hasta el 2,05%, calcula UGT. En las que no cumplen, de un 1,95%. En una nómina de 1.500 euros brutos, la subida irrumpirá en julio en forma de 26,65 euros más este mes. En el sueldo de este mes o el siguiente se abonarán además los atrasos por las alzas de enero a junio o julio, 210 euros de media.

RENTAS MEDIAS Y BAJAS, LAS MÁS BENEFICIADAS La rebaja de IRPF pactada para los que ganan entre 12.000 y 18.000 euros, unos 3,5 millones de contribuyentes, redundará en que este colectivo pagará de media 500 euros menos de impuestos según calcula el Banco de España. La medida eleva el mínimo exento de tributación de 12.000 euros a 14.000, y para las rentas hasta 18.000 reduce la cuantía a pagar. Así un sueldo de 13.999 euros que paga 782 euros de IRPF, dejará de tributar por ello. A partir de este umbral la factura fiscal se reduce frente al anterior escenario, lo que redunda en un aumento de sueldo neto para los trabajadores. Las empresas tratarán de aplicar la rebaja en las nóminas reduciendo las retenciones de los rendimientos para los meses que restan hasta acabar el año. Sin embargo, no podrán aplicar toda la bajada fiscal por lo que una buena parte no entrará este año sino que habrá que percibirla en la declaración de la Renta para este ejercicio que se presenta el año que viene.

LAS FAMILIAS PODRÁN PEDIR LAS AYUDAS DESDE AGOSTO Más de 300.000 contribuyentes podrán pedir las deducciones por familia numerosa con una ampliación de 600 euros anuales por cada hijo –50 euros al mes– y para cónyuges discapacitados a cargo –1.200 euros al año y 100 al mes– desde el próximo mes de agosto. Si bien Hacienda planeaba en un proyecto de orden ministerial que pudieran comenzar a solicitarlas desde julio, el cambio de Gobierno y la dilatación de la publicación de las cuentas ha provocado que finalmente se postergue un mes. Para los meses de enero a agosto que no se cobren este ejercicio por adelantado, se recibirán en la declaración de la Renta del año que viene. En cuanto a los que ya percibían la ayuda de forma anticipada y cumplan los requisitos para las nuevas, el Fisco se lo reembolsará automáticamente. Para los 50.111 contribuyentes con cuatro o más hijos serán 23 millones. En cuanto a la deducción en el IRPF para cónyuges discapacitados a cargo, distribuirá 375 millones para 312.679 contribuyentes, 180 este año y el resto el que viene. Donde no hay cambios es en el cheque guardería, ya que no se podía pedir de forma anticipada y supondrá que el año que viene en la declaración de la Renta la deducción por maternidad se podrá ampliar en mil euros por hijo de cero a tres años para 346.998 contribuyentes con un coste anual de 265 millones de euros para las arcas públicas.

IR LA CINE ESTE FIN DE SEMANA DEBERÍA SER MÁS BARATO Paradójicamente, la rebaja al IVAde las entradas de cine que pactó Ciudadanos con el PP tras años de protestas del sector audiovisual verá la luz bajo el mandato de un Gobierno socialista. El tipo pasará desde mañana del 21% al reducido del 10%. Por ejemplo, si va hoy a ver «Sherlock Gnomes» le saldrá más barato que si fue ayer. Facua-Consumidores en Acción calcula que, la bajada del IVA debería provocar una disminución en el importe de las entradas de 0,66 euros de media, de manera que el precio en los fines de semana y festivos pasaría de los 7,31 euros actuales a 6,65 euros. El debería es importante: serán los cines los que decidan si repercuten en el cliente la bajada del IVA. El exministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya advirtió a los exhibidores de cine que trasladaran la bajada fiscal «al consumidor» ya que la intención de la rebaja no era que engordara los márgenes de beneficio de las empresas. Habrá que revisar con cuidado si es así o no.