La ministra en funciones de Industria junto a los representantes de Asedas
La ministra en funciones de Industria junto a los representantes de Asedas - ABC

Los supermercados piden al Gobierno «estabilidad» y «contención» fiscal para no perjudicar el consumo

Asedas ha presentado un libro en el que se analizan los fundamentos de la gestión de la distribución de base alimentaria

MADRIDActualizado:

La patronal de supermercados Asedas ha pedido al Gobierno «estabilidad» y «contención» en materia fiscal para no perjudicar el consumo y le ha reclamado que tenga en cuenta la opinión de las empresas a la hora de diseñar nuevas normativas medioambientales. Así lo ha expresado este jueves el vicepresidente de Asedas, Juan Manuel Morales, durante la presentación de un libro sobre el sector del supermercado a la que ha acudido la ministra en funciones de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

«Queremos estabilidad y necesitamos acciones para fomentar la competitividad», ha señalado Morales, quien ha instado al Ejecutivo a no elevar la presión fiscal, especialmente los impuestos indirectos, por considerar que esta medida impactaría negativamente en los consumidores.

El vicepresidente de Asedas -entidad que agrupa a Mercadona, DIA, las centrales de compras Euromadi e IFA, así como a varias cadenas de supermercados regionales- ha resaltado la disposición del sector para colaborar con el Gobierno en protección del medio ambiente, y ha solicitado «soluciones eficientes y realistas» en este área.

La ministra, por su parte, ha destacado la «aportación» de la distribución alimentaria a la economía y la sociedad en general; según las cifras recogidas en el libro presentado hoy, en España el sector cuenta con más de 22.500 tiendas y emplea a cerca de 327.000 personas.

En este sentido, Maroto ha ensalzado la capilaridad de su red de establecimientos por todo el territorio, también en las zonas rurales, y ha advertido de que la previsible caída de población hará que caiga el consumo de alimentos, lo que exigirá cambios a esta industria.

«Los supermercados van a pasar de ser lugares a los que hay que ir para hacer la compra a ser cada vez más un punto de encuentro, un lugar donde podemos tomar algo con amigos -cada días más cadenas incluyen espacios para comer y beber dentro de la tienda- y al que queremos ir» por la experiencia que se ofrece al cliente, ha apuntado.

En beneficio del consumidor

Editada por Thomson Reuters-Aranzadi y dirigida por Enrique Ortega y Felipe Medina, «El Supermercado» es la primera obra hecha por profesionales del sector que, a lo largo de sus 53 capítulos, describe paso a paso los fundamentos de la gestión de la distribución de base alimentaria.

«El supermercado» analiza cuál ha sido la evolución de la distribución moderna en España y los elementos que la han convertido en la cuarta más eficiente de Europa. Estos pueden resumirse en el equilibrio entre tipos de tiendas y cadenas nacionales y regionales, que aseguran una gran competitividad en beneficio del consumidor; en su capacidad de agrupación -con las centrales de compras como elementos fundamentales de desarrollo-; y en la innovación en procesos logísticos y de fabricación, organización interna y comercialización, entre otros.

Además, la obra describe con minuciosidad como se realiza la gestión diaria de un supermercado. Desde la importancia del diseño y la ordenación de los lineales, hasta la gestión del surtido de productos frescos y secos, pasando por la seguridad, los requisitos para la apertura de nuevas tiendas, la contratación comercial o la distribución de alimentación en territorios insulares. Se trata de una serie de capítulos escritos por grandes expertos que viven el día a día de la distribución y que han contribuido a hacer de este sector uno de los más dinámicos de la economía española en cuanto a empleo y volumen de negocio.

Por último, el libro aborda los grandes retos de futuro de la distribución alimentaria. Entre ellos, la Responsabilidad Social Empresarial, la nueva economía financiera, la economía circular y la digitalización. Como se ve a lo largo de estos capítulos, el peso de la distribución alimentaria y su compromiso social, económico y medioambiental hace que ésta cumpla una función crucial, y en algunos casos de liderazgo, en los grandes debates de la sociedad actual.