ABC

Las tasadoras estiman que los precios de la vivienda se dispararán en 2020

La demanda del alquiler toca techo y empieza a caer, según el X Observatorio de la Valoración elaborado por la Asociación Española de Análisis de Valor

MadridActualizado:

La Asociación Española de Análisis de Valor (AEV), que agrupa a las principales tasadoras españolas, vaticina un cambio de tendencia en el sector inmobiliario. La organización considera que la compraventa volverá a ganar terreno al alquiler durante los próximos meses, lo que provocará una subida significativa de los precios de la vivienda a partir de 2020. Por contra, la demanda de arrendamientos se mantendrá a la baja tras moderarse en 2018.

Son algunas de las conclusiones del X Observatorio de la valoración correspondiente al segundo semestre de 2018, elaborado por la AEV y que ha sido presentado este martes en Madrid. El informe prevé que los precios suban un 4% este año. Un incremento que se verá sobrepasado con creces el año que viene por factores como la movilidad laboral, el crecimiento de los salarios, la transmisión del alquiler a la compraventa y la previsible subida de tipos de interés. La previsión, tal y como ha destacado la responsable del Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Alicante, Paloma Taltavull, en la presentación del informe, se mantendrá «si no se produce ningún acontecimiento imprevisto».

Eso sí, no será un crecimiento uniforme. El presidente de la AEV, Germán Pérez, ha destacado que el mercado inmobiliario está teniendo un desarrollo «muy desigual», lo que provoca que ciudades como Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca experimenten «crecimientos mucho mayores a este 4%».

Más allá de la compraventa, el informe destaca que cada vez es más difícil acceder a una vivienda, sobre todo para los jóvenes. Según el documento, el 90% de los expertos consultados cree que el desajuste salarios-precios es la principal limitación del mercado inmobiliario.

Este desfase ha provocado que muchos hogares ya no puedan permitirse pagar el alquiler en muchas ciudades, según la AEV. Como consecuencia, durante el año pasado se produjo una caída de la demanda en este mercado que provocó una ralentización de los precios.

«La incapacidad de crecer de los precios de alquiler, tras incrementos en las grandes ciudades que han estado en el entorno del 20% en los últimos tres años, una demanda al límite de su capacidad de pago, el menor crecimiento económico del último año y el trasvase de parte de los inquilinos al mercado de la propiedad son, según el 90% de los expertos consultados, los principales factores de una caída de la demanda del alquiler durante 2018», destaca el informe.

Estos cambios de tendencia en la compraventa y el alquiler también estarán condicionados, según el Observatorio, por un repunte de los tipos de interés. El 57% de los expertos consultados por la AEV ha coincidido en que el aumento de los tipos de interés tendría efectos negativos como el encarecimiento de la financiación, la revisión al alza de las cuotas hipotecarias a tipo variable o la pérdida de atractivo del mercado inmobiliario.