ÁNGEL DE ANTONIO

Los tasadores advierten que limitar el precio de los alquileres fomenta la economía sumergida

La tasadora apunta que los jóvenes son el colectivo más perjudicado por la nueva realidad del mercado

MadridActualizado:

La escalada de precios de la vivienda en Madrid y Barcelona y el estancamiento de los salarios están dificultando cada vez más el acceso al mercado de los jóvenes. Sin embargo, el problema no cuenta con una solución sencilla, ya que las políticas intervencionistas suele desencadenar un efecto contrario al deseado. Es por ello que Sociedad de Tasación (ST) ha pedido este martes medidas que permitan «incentivar la salida al mercado de las viviendas vacías» en lugar de imponer limitaciones al precio del alquiler.

Juan Fernández-Aceytuno, consejero delegado de la tasadora, ha explicado que incentivos planteados por el Gobierno como imponer unos topes al alquiler o ofrecer subvenciones al arrendador «siempre repercuten en los precios». «Los propietarios son conscientes de cómo se aplican estas medidas y exigen una parte del alquiler en 'B'», ha apuntado Fernández-Aceytuno.

Respecto a la anunciada construcción de 20.000 viviendas, el organismo considera que es una «buena idea», pero requiere tiempo y puede que cuando impacte en el mercado la realidad del sector ya sea otra. Hay que tener en cuenta que el ladrillo se encuentra en la mitad de su ciclo alcista, según los expertos.

¿Qué solución propone la tasadora? Impulsar incentivos para los propietarios y fortalecer la seguridad jurídica de los propietarios antes de limitar el mercado. «Debemos contar con un enfoque global y trabajar en muchos frentes», ha señalado Fernández-Aceytuno, que ha recordado que ya existen «muchas políticas» que blindan a los arrendadores.

Es el remedio que propone la tasadora para contrarrestar la escalada de precios de la vivienda en Madrid y Barcelona. Este mismo martes, Sociedad de Tasación ha presentado un informe junto a Planner Exhibitions (organizador del SIMA) que refleja que el acceso al mercado por parte de los jóvenes sigue endureciéndose.

Más dificultades para los jóvenes

Y es que, según la encuesta, más de la mitad (54%) de los compradores potenciales de vivienda tendrían que financiar entre el 50 y el 80% la compra de su futuro inmueble. Un indicador que, además, ha crecido en 6 puntos en solo un año. Por contra, el número de personas que deberían financiar menos del 50% se ha reducido en la misma cantidad. Solo un 16% de los encuestados creen que deberían financiar menos del 50%.

El problema es todavía más acuciante entre los jóvenes. Según la encuesta, el 36% de las personas entre 25 y 35 años tendrían que financiar más del 80% del precio de adquisición de una vivienda.

Como consecuencia de este aumento de la financiación, la renta disponible cae. El porcentaje de familias que deberían dedicar entre el 30% y el 50% de sus ingresos a amortizar la hipoteca suben 6,4 puntos, siendo ya el 55,9% de los encuestados. También crece el de quienes tendrían que destinar más del 50% de sus ingresos (8%, 2,3 puntos más que el año anterior). Mientras, disminuye casi 9 puntos el porcentaje de aquellas familias que solo precisarían dedicar menos del 30% de sus ingresos (el 36,1% de los encuestados).

Según apunta el informe, el precio sigue siendo el principal freno para adquirir una vivienda, pero desacelera su escalada de años anteriores, quedándose en el 65,8% de los encuestados, 0,7 puntos más que un año antes.

«Tenemos que ser conscientes de que la subida del precio de la vivienda no tiene por qué ser una noticia positivia para la economía del país», ha apuntado el consejero delegado de Sociedad de Tasación.