Trabajar con gatos reduce el estrés y aumenta la productividad

El 30% de los encuestados aseguran que estarían dispuestos a trabajar durante más horas si estuviesen acompañados de su maascota

ABC
MadridActualizado:

Los gatos han dejado de ser una mascota para tenerla solo en casa. Si hace unos años ya se emepzó a ver que la gente los sacaba a pasear como si de un perro se tratara, ahora están consiguiendo puestos de trabajo en diferentes empresas. Y es que, según el último informe de Bizneo HR publicado coincidiendo con que hoy se celebra el Día Internacional del Gato, son cada vez más las empresas que se plantean permitir a sus empleados llevarse a su mascota a la oficina. ¿El motivo? Que acariciarlas reduce el estrés y mejora la productividad. Aunque bien es cierto que al principio la mascota será una fuente de distracciones para los empleados.

La tendencia no surge en España, sino que viene de Japón, donde desde 1991 se lleva trabajando con perros y, desde hace 20 años, con gatos. Hacerlo, según esta empresa, disminuye los niveles de cortisol, la hormona del estrés, de manera significativa. Hasta tal punto que interactuar con ellos tiene beneficios a largo plazo sobre la salud, tanto física como mental.

En concreto, acariciar perros o gatos atenúa la ansiedad y sirve para combatir la fatiga de la propia jornada laboral. Tan es así que el 30% de los encuestados aseguraron que estarían dispuestos a trabajar durante más horas si estuviesen acompañados de su mascota. De hecho, hasta 2 de cada 5 creen que las políticas pet-friendly mejoran la conciliación entre la vida laboral y familiar.

Además, el informe revela que siete de cada diez encuestados afirma que compartir espacio con gatos y perros reduce el absentismo e incrementa la satisfacción del conjunto de los empleados en general.

También acaba con el sentimiento de culpa por dejarles solos en casa, lo que a su vez contribuye a que el empleado se sienta bien dentro de la empresa y favorece las relaciones laborales. Y es que más de la mitad de los trabajadores afirmó que mejoraría su compromiso con la organización si su empresa admitiera mascotas. La presencia de los animales domésticos también mejora el clima laboral de manera más directa, pues generan emociones positivas como la esperanza, la alegría y la felicidad.

Todo ello, acaba traduciéndose en un mejor clima laboral y una mayor productividad. Un buen ambiente favorece la consecución de objetivos e incrementa el rendimiento, mientras que uno negativo genera todo lo contrario: conflictos y malos resultados de negocio.

Por eso precisamente, mejorarlo se ha convertido en una de las principales prioridades de los departamentos de Recursos Humanos de las compañías. Algo que también pasa por una correcta medición de ese ambiente y por la implantación de políticas motivadoras, de retribución y crecimiento para los empleados.

Asimismo, una empresa que admite mascotas, según el estudio, puede hacer de esta política una herramienta para atraer talento. De la misma manera que lo son los horarios flexibles y las políticas relacionadas con el deporte. De hecho, hasta el 14% de los candidatos millennials le concede importancia a esta cuestión.

Reduce el riesgo de padecer enfermedades

Si nos centramos en las ventajas de llevar la mascota sobre la salud de los empleados, el estudio revela que trabajar con gatos y perros reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares -básicamente porque los dueños se mantienen más activos-, mejora el descanso y reduce las visitas al médico.

Respecto a los beneficios psicológicos de trabajar con gatos, el informe afirma que su compañía estimula la comunicación y el contacto físico. Además, aumenta el sentido de la responsabilidad, la autoestima de los empleados y la empatía, y aleja enfermedades como la depresión y el síndrome de burnout, un trastorno emocional que está vinculado con el ámbito laboral, el estrés causado por el trabajo y el estilo de vida del empleado.

Pero, sin duda, no todo lo que implica trabajar con gatos es positivo. Y es que aunque reduzcan el estrés, no dejan de ser animales. Por ello, desde esta empresa recomiendan que cualquier organización que quiera ser pet-friendly debería tener la cartilla de vacunación al día, llevar bolsas para las heces, no dejar solos a los animales en los puestos de trabajo o establecer protocolos de actuación , entre otras medidas. Porque, además, por muchas medidas de prevención que se instalen en estas empresas, no se conseguirá acabar con los problemas para aquellas personas alérgicas o para los que tienen fobia a alguno de estos animales.