Playa de Salou (Tarragona)
Playa de Salou (Tarragona) - Jaume Sellart

Trucos legales para alargar las vacaciones

La baja laboral durante el periodo vacacional no computa como días de descanso

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En pleno periodo estival y con millones de personas disfrutando de sus vacaciones en las costas españolas, muchos se preguntarán como alargar el mayor tiempo posible este merecido descanso. Lo cierto es que existe la posibilidad de ganar unos días de asueto sin entrar en conflicto con la empresa y sin incurrir en ilegalidades.

Baja laboral durante las vacaciones

Si se sufre una baja laboral durante el periodo de vacaciones, el tiempo de convalecencia no computa como vacaciones disfrutadas y estos días se deben recuperar posteriormente al alta médica.

Esta disposición fue ratificada por el Tribunal Supremo en una sentencia de la Sala de lo Social de Junio de 2009, unificando su doctrina y aplicando los criterios establecidos previamente por una sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, de enero de 2009. Según la jurisprudencia un trabajador no pierde el derecho a vacaciones anuales retribuidas si no ha podido disfrutarlas por causa de enfermedad.

Esta excepción ya se aplicaba para aquellas bajas registradas por embarazo, parto o baja por maternidad, que no cuenta como periodo de descanso y que comenzaban sus vacaciones en una fecha distinta, tras finalizar la baja.

Aprovechar el calendario

Es la forma más habitual de alargar las vacaciones y la que más disensiones provoca entre el personal de la empresa a la hora de organizar los periodos.

Otras formas de alargar el periodo vacacional sin incurrir en una ilegalidad son las habituales tretas relacionadas con el aprovechamiento del calendario. En este sentido, una de las formas de alargar algún día las vacaciones es cogerlas un lunes. si la empresa lo permite, esto permitirá al trabajador ganar los días del fin de semana anterior. Lo mismo ocurre al hacer coincidir el tiempo de desconexión con una festividad. Es este caso, se aprovechará el día festivo para tomar las vacaciones el día posterior.

Otra técnica es la de trocear los días de vacaciones y repartirlos durante el año. De esta forma no disfrutará de un largo tiempo lejos del trabajo pero cabe la posibilidad de tomar días de asueto extra haciendo coincidir alguno con un puente o festivo.