John de Zulueta, presidente del Círculo de Empresarios
John de Zulueta, presidente del Círculo de Empresarios - ABC

El Círculo de Empresarios ve 2.069 millones de euros desfase en las cuentas

La organización empresarial arremete contra los Presupuestos, y considera que la «falta de rigor» de las nuevas cuentas públicas «compromete la creación de empleo» y la sostenibilidad del Estado de Bienestar

EUROPA PRESS
MadridActualizado:

El Círculo de Empresarios ha calculado que hay un desfase de hasta 10.083 millones de euros en los ingresos recogidos en el plan presupuestario para 2019 del Gobierno y considera que la «falta de rigor» de las nuevas cuentas públicas «compromete la creación de empleo» y hacen «peligrar» la sostenibilidad del Estado de bienestar, al tiempo que avisa de que la subida del Salario Mínimo a 900 euros el próximo año provocará «destrucción de empleo, economía sumergida y aumento de la desigualdad».

De esta forma, esta organización empresarial ha adoptado una posición crítica frente el proyecto de Presupuestos pactado entre el Ejecutivo y Unidos Podemos para el próximo año. En este documento, se recuerda que Funcas y el Banco de España han estimado que la economía española crecerá en términos nominales un 0,2% menos (3,9%), lo que daría lugar a un desfase negativo de los ingresos públicos de 2.069 millones de euros, que podría incrementarse hasta 10.083 millones de euros si se producen determinadas desviaciones.

En concreto, estas son 407 millones de euros de gasto adicional de las medidas anunciadas por el Gobierno, según la estimación de la AIREF, otros 1.212 millones de euros si como prevé el Banco de España el déficit en 2018 se sitúa en un 2,8% del PIB frente al objetivo del 2,7% pactado con la Comisión Europea, y 6.395 millones de euros de menor recaudación media anual por la recurrente sobrestimación desde 2014 de los ingresos tributarios presentados en los PGE.

Las medidas de Sánchez «penalizan» la economía

La organización ha señalado en este documento que las medidas anunciadas por el Ejecutivo «penalizan la economía española en términos de crecimiento y creación de empleo y dificultan el avance de la competitividad y de la productividad», y ha añadido que «no respeta el marco institucional presupuestario español» al establecer una senda de consolidación fiscal no aprobada por el Parlamento, incumpliendo de esta manera la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, la regla de gasto y el techo de gasto del Estado.

«El Gobierno desaprovecha el actual crecimiento de la economía española para reducir el déficit estructural y llevar a cabo medidas de eficiencia del gasto», critica la organización, que se refiere también al ajuste estructural del gasto en 2019, que en porcentaje sobre el PIB caerá hasta un 40,9%, matizando que esta previsión se explica por el avance del PIB nominal del 4,1%, y no por la reducción del volumen de gasto del conjunto de las administraciones, que según el proyecto de PGE aumentará un 3,1% anual.

A su juicio, el incremento de los gastos públicos se basa en una proyección de ingresos tributarios sobrestimados de forma recurrente en los proyectos de PGE, que parte de un contexto económico más favorable que el actual en el que no se ha tenido en cuenta la incertidumbre internacional generada por diversos factores.

Como ejemplo, desde el Círculo de Empresarios han mencionado el incremento de precios del petróleo (actualmente en torno a los 65-70 dólares el barril de Brent), el reciente aumento de la prima de riesgo española por encima de los 115 puntos, el encarecimiento del crédito a familias y empresas, y la normalización de la política monetaria del BCE a finales del verano de 2019.

No a la subida de impuestos

De igual forma, ha denunciado que, en el acuerdo con Podemos, el Gobierno ha propuesto un au mento de los impuestos a las empresas sin tener en cuenta el coste en términos de seguridad jurídica, competitividad y atracción de inversión directa extranjera o, entre otras cuestiones, el reducido tamaño medio de la estructura empresarial española.

Concretamente, sobre el establecimiento de dos nuevos umbrales (tipo nominal del 23% para empresas que facturen menos de 1 millón de euros y tipo efectivo mínimo del 15% en pequeñas y medianas empresas que facturen más de 20 millones de euros) opina que «desincentiva el crecimiento del tamaño de las empresas en un contexto global en el que ganan importancia la relación del tamaño empresarial y la mejora de la competitividad».

Además, añade que la facturación media de las empresas medianas españolas se sitúa en torno a 28 millones de euros, por lo que cree que «sí penalizaría de forma evidente a este segmento empresarial y desincentivaría el necesario crecimiento del tamaño de las empresas».

Tampoco ve con buenos ojos la subida de la base máxima de cotización de la Seguridad Social de entre un 10% y un 12% prevista, ya que «detrae capacidad a las empresas para reducir su nivel de endeudamiento (72% del PIB), incrementar la inversiones en bienes de equipo y mantener y generar empleo estable».

Sobre el salario mínimo

Respecto a la subida pactada de un 22% del Salario Mínimo por PSOE y Podemos ha advertido de que provocará destrucción de empleo, aumento de la economía sumergida y el aumento de la desigualdad: «Las subidas tributarias anunciadas y la creación de nuevos impuestos sin esperar una solución coordinada a nivel europeo no solucionan el diseño ineficiente del sistema tributario español, ya que no abordan una reforma fiscal integral que permita aumentar la competitividad, ampliar las bases imponibles y reducir la economía sumergida», han destacado los expertos del Círculo.

En su lugar, ha lamentado que se ha optado por incrementar «sin visión de largo plazo» el esfuerzo fiscal de las familias y empresas sin tener en cuenta que "aún arrastran un elevado nivel de endeudamiento de aproximadamente un 130% del PIB". Por este motivo, han advertido que «el cálculo electoral de corto plazo con el que se ha negociado y diseñado el proyecto de PGE no contempla las reformas estructurales que requiere España, en un contexto de elevado endeudamiento y déficit público que reducen el margen de maniobra de la política fiscal ante una posible recesión, haciendo peligrar la sostenibilidad del Estado de Bienestar».

Por último, ha señalado que, aunque se produjera una posible prórroga de los PGE actuales, el Gobierno debería evitar la aprobación de estas medidas vía decreto ley, ya que «carecen de rigor presupuestario y no ofrecen soluciones a los problemas que persisten en la economía española».