El máximo histórico de visados de obra se logró en 2006, cuando se registraron más de 800.000
El máximo histórico de visados de obra se logró en 2006, cuando se registraron más de 800.000 - EFE

Los visados para construir viviendas crecen un 25% y alcanzan máximos desde 2009

En 2018 se entregaron más de 100.000 licencias. En el último lustro el número de estos permisos se ha triplicado

MadridActualizado:

El sector de la construcción recupera el pulso. El año pasado se otorgaron 100.733 visados de obra nueva para uso residencial en nuestro país, lo que supone un 24,7% más que en 2017. Hace cinco años, este indicador se situaba en un mínimo histórico: 34.288 unidades.

Desde ese año, la estadística se ha recuperado paulatinamente, hasta llegar a los 100.733 visados del año pasado. Según los datos publicados este jueves por el Ministerio de Fomento, de esta cuantía 79.453 fueron de pisos en bloque (+30%) y 21.254 de viviendas unifamiliares, (+9,5%).

La superficie media creció en el caso de los chalets, que pasaron de los 198 metros cuadrados de media de 2017 a los 200,1 del año pasado. La extensión de los pisos construidos en bloque, por contra, se redujo desde los 118,7 metros de media de 2017 a los 117,2 metros del año pasado.

Este indicador, que llegó a registrar 865.561 visados en los alvores de la burbuja inmobiliaria, alcanzó el año pasado un nivel máximo desde 2009, cuando se estableció en cerca de 150.000 licencias de obra.

Los promotores aseguran que España necesitaría construir unas 150.000 viviendas al año para absorber toda la demanda que genera el mercado inmobiliario. En su opinión, las trabas burocráticas de determinados ayuntamientos impiden llegar a estos niveles.

Hay que tener en cuenta que determinadas administraciones tardan cerca de un año y medio en conceder un visado de estas características, lo que provoca que la entrega de estas viviendas se retrase. Incluso en algunos casos llega a cancelarse.