Cinco tecnologías que nos ayudarán a encontrar la casa que buscamos

Las inmobiliarias y constructoras se apoyan en aplicaciones innovadoras que se adelantan a nuestras necesidades

Actualizado:

El modo en el que nos enfrentamos a la búsqueda de una vivienda ha cambiado. Internet ha tenido mucho que ver en ello, sobre todo, desde la proliferación de los portales de clasificados inmobiliarios online hicieron acto de presencia. Pero detrás de estos escaparates virtuales, existen desarrollos punteros que son capaces de hacernos visitar una vivienda sin movernos de casa. Del mismo modo, las inmobiliarias y constructoras se apoyan en aplicaciones innovadoras que se adelantan a nuestras necesidades. Conoce estas tecnologías de la mano de pisos.com:

1. 5G. Después del 4G, llega la quinta generación de tecnologías en telefonía móvil. En España, la infraestructura que soportará estas redes está aún en fase de desarrollo. No será hasta 2020 cuando su uso se estandarice y las compañías de telecomunicaciones tengan listos sus protocolos. Gracias a esta nueva conectividad, la velocidad alcanzará cotas increíbles, algo que notaremos, sobre todo, en los dispositivos móviles. De este modo, cuando consultemos la oferta de un portal o de una promotora en sus webs, los datos se cargarán en un abrir y cerrar de ojos.

2. RV. Los tours virtuales no nos son desconocidos. Seguro que todos hemos visto en algún portal un anuncio enriquecido con las clásicas fotos y vídeos 360 que permiten ver las diferentes habitaciones de una forma más detallada. Esta tecnología ayuda a tener una idea del espacio más realista. Las agencias inmobiliarias ahorran tiempo y recursos porque el cliente, ataviado con unas gafas de realidad virtual, puede visitar varios inmuebles y descartar aquellos que no merece la pena visitar.

3. RA. La realidad aumentada es otro de los filones que está por explotar. De lo que se trata es de insertar objetos 3D en imágenes en tiempo real. De este modo, en la visión de un salón vacío podremos colocar diferentes muebles y jugar con la decoración o saber qué aspecto tendrá la habitación tras una reforma. Asimismo, en un solar por construir es ya posible trasladar la promoción completa y caminar por el piso piloto, una ventaja de la que los compradores de obra nueva se pueden aprovechar.

4. IA. La inteligencia artificial es capaz de dotar de capacidades cognitivas a las máquinas. Los robots aprenden gracias a la información que les proporcionamos. Los datos no solo tienen valor cuantitativo, sino también cualitativo. Además, deben organizarse adecuadamente. Cuanto mejor nos conozca y más sofisticados sean sus algoritmos, más afinará a la hora de sugerirnos una casa que encaje con nuestras necesidades. Predecir nuestros gustos para hacer construcciones a la carta es el paso lógico.

5. BIM. La automatización de procesos que hasta hace poco eran asumidos por personas llega hasta el mismísimo corazón de las viviendas que habitamos gracias al uso de esta metodología, cuyas siglas significan Building Information Modeling. El resultado serán edificios en cuya concepción se han implicado todos los agentes desde un principio, desde el arquitecto hasta el jefe de obra, pasando por el promotor o el interiorista, aportando información para levantar construcciones eficientes, pensadas al detalle y altamente personalizables.