Esta solución ya no es exclusiva para empresas de pequeño tamaño
Esta solución ya no es exclusiva para empresas de pequeño tamaño - ABC

El empuje de los espacios flexibles cambia el ritmo del mercado de oficinas

La flexibilidad y los nuevos hábitos de trabajo han triplicado los metros cuadrados disponibles en Madrid

Belén Rodrigo
MadridActualizado:

En Madrid los espacios de trabajo flexibles representan todavía un escaso 0,5% del total de oficinas. Sin embargo, si las previsiones no se equivocan, todo indica que este mercado va a protagonizar un crecimiento exponencial en los próximos años. En 2018 en España se facturaron unos 150 millones de euros en los espacios de trabajo flexible y en ciudades como Madrid y Barcelona se triplicaron los metros cuadrados disponibles, llegando a los 90.000. El último informe de la consultora inmobiliaria Savills Aguirre Newman y la firma Workthere indica que en el 2030 en España estos espacios de trabajo alcanzarán el 30%. «Antes era una solución que buscaban las empresas que por tamaño no podían ir a una oficina y ahora lo que más se valora es sobre todo a flexibilidad», afirma a ABC Juanjo Martínez, fundador de Networkia Business Center. Trabaja en este sector desde el 2004 y ha visto el cambio que se ha producido en los últimos años, en especial en el tamaño de las empresas que optan por el coworking. «Ya no hablamos de compañías de 3-5 personas sino que es muy normal que tengan entre 30-40 empleados e incluso más de 100», subraya.

El sector está creciendo al ritmo de 20-30% al año. «Y seguirá siendo así por varios motivos. Estamos en la época de los servicios. Las nuevas generaciones usan y no compran por lo que los millennials y las generaciones posteriores no quieren las oficinas clásicas, son una generación de compartir», subraya Martínez. Son precisamente los servicios que se encuentran en estos espacios uno de los factores que más valoran sus inquilinos. «Encuentran un nivel de servicios de infraestructura tecnológica enorme; además supone un importante ahorro porque combinas espacio de uso privado con los de uso compartido», matiza el responsable de Networkia, que cuenta con cinco centros (3 en Madrid y 2 en Barcelona) en los que se distribuyen 950 puestos de trabajo en más de 8.000 metros cuadrados.

Juanjo Martínez es, además, socio de CustomSuits, la primera consultora española especializada en reconvertir activos inmobiliarios en espacios de trabajo flexibles. Nace de la alianza entre Networkia Business Center y Business World Alicante, este último centro impulsado por Javier Reina. «Las empresas buscan ahora la flexibilidad porque da mucha inseguridad abrir una sede por si el negocio no dura lo que se espera», indica a ABC Javier Reina. Con la nueva consultora se pretende dotar de valor añadido a los activos inmobiliarios y aumentar su rentabilidad con el cambio de modelo de negocio a oficinas flexibles. «Existen grupos inmobiliarios con muchos activos que no logran venderlo y están explorando este sector», añade. De ahí que desde hace dos años Martínez y Reina estén trabajando en el proyecto para poder ofrecer su experiencia a los propietarios y ofrecerles la mejor rentabilidad. «Este sector duplica la rentabilidad de los inmuebles, consiguiendo entre un 6% y un 12%. Es muy rentable pero se trata de una inversión en el edificio y en la gestión», aclara Reina.

Espacios LOOM

En 2016 apareció en el mercado el espacio LOOM Tapices y posteriormente LOOM Huertas y LOOM Princesa. Dos hermanos, Paula y José Almansa, con experiencia en áreas de coworking desde 2005, quisieron aportar un entorno más colaborativo y fundaron en el 2015 su empresa, LOOM, que hace apenas unos meses ha sido adquirida por Merlin Properties. «LOOM aporta una forma distinta de trabajar que combina espacio flexible en ubicaciones únicas, una comunidad dinámica y colaborativa y programación y actividades de valor añadido para los usuarios», explica a ABC Paula Almansa, socia y cofundadora de LOOM. «Ponemos a las personas en el centro y hacemos especial hincapié en su experiencia. Además, al compartir el aprendizaje de toda la comunidad generamos sinergias y ayudamos a tomar mejores decisiones y más informadas», añade.

Paula Almansa cree que lo que realmente valoran sus inquilinos es «la conexión con personas con la que de otra manera no habrían contactado y también que sus equipos estén felices de trabajar en LOOM porque ayuda a la atracción y retención de talento». En su opinión, «queda todavía mucho mercado y potencial de crecimiento a medida que el abanico de usuarios de espacio flexible se amplía. Al aumentar por un lado la oferta y por otro la demanda, el mercado se vuelve más eficiente y cada usuario puede encontrar aquello que busca y necesita».

Fernando Ramírez, director de Merlin Properties, justifica la apuesta por LOOM recordando que «los espacios de trabajo flexible son ya una realidad y van a crecer significativamente en los próximos años. Como líder en el sector de oficinas, Merlin tiene que estar a la vanguardia y LOOM es nuestra apuesta firme para crecer en el sector de espacios de trabajo flexibles». Según explica a ABC, tienen prevista una inversión de 16 millones de euros para la apertura de 10 espacios nuevos en un año, lo que representa «16.000 metros cuadrados y capacidad para 2.000 usuarios, algo más del 1% de nuestro stock total de oficinas».