Aceitunero en las labores del ramo. - ABC
MERCADO

Los sectores del aceite y la aceituna piden cambios legales

Presentan en Bruselas un pliego de medidas para afrontar la crisis de mercados. Reclaman que se actualicen los niveles del almacenamiento privado, ayudas a la concentración de la oferta y una nueva clasificación del aceite de oliva

SEVILLA Actualizado:

El COPA–COGECA, donde se agrupan todas las organizaciones profesionales de agricultores europeos y las cooperativas agrarias, ha presentado en Bruselas un documento en el que reclama a la Unión Europea (UE) cambios legislativos que permitan al sector del aceite y la aceituna de mesa europeo hacer frente a los problemas de bajos precios y a la presión de la gran distribución, así como a la competencia de países terceros.

Los representantes de los agricultores europeos del sector oleícola reclaman básicamente nuevos instrumentos para la gestión del mercado, políticas de información y promoción o que se realice una nueva clasificación del aceite de oliva, entre otras cuestiones. El documento fue aprobado en la última reunión en Bruselas, el lunes de la semana pasada, y repartido a los miembros de la Comisión el martes, según informó a ABC Eduardo Martín, jefe del servicio técnico de Asaja Sevilla, quien participó en la reunión.

Por lo que respecta a los instrumentos de gestión del mercado, en primer lugar, insisten en la necesidad de actualizar los niveles de activación del almacenamiento privado de manera que «se tenga en cuenta la realidad de los costes de producción»”. Y no sólo eso sino una flexibilización del mecanismo que permita su puesta en marcha de forma más ágil, así como que se abra esta medida a la aceituna de mesa. También sugieren los agricultores que se debe de permitir que el aceite almacenado se emplee en usos no alimentarios como la elaboración de biocombustibles.

En segundo lugar, el COPA-COGECA demanda en este documento que se otorgue una ayuda a la concentración de la oferta reservada a los agricultores y sus estructuras. También reivindican que se permita al sector «establecer instrumentos de gestión o prevención de crisis» y ponen como ejemplo el que se puedan establecer stocks estratégicos que den estabilidad al mercado. Dicen incluso que «si fuera necesario debería revisarse la legislación sobre competencia». Por último, en este apartado de instrumentos de gestión del mercado, solicitan medidas para restablecer el equilibrio en la cadena alimentaria.

Información y promoción

Además, el COPA-COGECA reclama a las autoridades comunitarias nuevas políticas de información y promoción del aceite de oliva y la aceituna de mesa como es la realización de un estudio de los principales consumidores, dentro y fuera de la UE y una reforma del régimen actual de promoción que consideran «complejo y burocrático». Por ejemplo, piden que se permita hacer promoción del origen de los productos y mencionar el origen del Estado miembro. También sugieren que se pueda informar en esas promociones sobre las propiedades nutricionales y benéficas para la salud de estos productos en las etiquetas de los mismos.

Por otra parte, se reclama una nueva clasificación del aceite de oliva. Explican en este sentido que los cambios en el sector de la producción, sobre todo inversiones en la mejora de la calidad de los aceites- la evolución de los conocimientos científicos, la «pérdida de importancia de la categoría “aceite virgen” en el comercio detallista y la necesidad de una mayor transparencia de mercado y de información al consumidor hacen necesario abrir un debate sobre la clasificación de los aceites de oliva».

En relación a los acuerdos del Euromed, el documento del COPA-COGECA exige que se mantengan los derechos aduaneros y advierten que una liberalización «sería fatal para el sector olivarero europeo».

Por último, el documento presentado en Bruselas reclama que se prohíba la reutilización de los envases destinados al consumo directo en restauración (las botellitas de pequeño formato que ofrecen a los clientes en bares y restaurantes) y que se obligue a que estas lleven tapones irrellenables para que no se pueda mezclar el aceite original con otros de diferente calidad.