El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda
El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda - Raúl Doblado

Administración paralelaLa Junta de Andalucía elimina 85 consorcios, una agencia y una fundación

El Gobierno autonómico inicia su guerra contra los entes instrumentales que prometió adelgazar

SevillaActualizado:

Por el momento es más llamativo el número que los efectos reales que van a tener sobre la administración andaluza y, sobre todo, sobre su presupuesto. Pero, al menos, muestran que el Gobierno andaluz está firmemente decidido a cumplir sus promesas en lo que a la administración paralela se refiere. Se va a adelgazar toda la estructura, eliminando cuantas más entidades, agencias y fundaciones sea posible y dejando sólo aquellas cuya función esté debidamente contrastada y agilice la gestión pública. O eso es lo que han prometido.

Siguiendo estos parámetros, hasta ahora se han eliminado 85 consorcios, una fundación y una agencia pública. Los primeros en caer han sido los 84 consorcios Unidades Territoriales de Empleo y Desarrollo Local y Tecnológico (Utedlt) que, en teoría, estaban en extinción desde el año 2010, pero que seguían juridicamente activos y consumiendo recursos públicos. Se trata de consorcios que tenían la misión de dirigir y coordinar una estructura territorial de apoyo al empleo en los municipios andaluces pero que, en la práctica, no funcionaban ya que no tenían fondos ni del Estado ni de la Junta.

También se ha suprimido el Consorcio Guadalquivir Turístico, una entidad creada por el Gobierno socialista de José Antonio Griñán con el objetivo de dinamizar socioeconómicamente los municipios ribereños del río Guadalquivir y de su principal afluente, el Genil. Pero no ha tenido ninguna actividad más allá del fastuoso acto de presentación que se organizó en el año 2009 y que costó más de 250.000 euros. Formalmente se constituyó en el año 2011 pero desde entonces no ha tenido ni actividad, ni programas ni medidas.

Los propios estatutos del Consorcio Guadalquivir establecen el procedimiento y las causas de disolución, entre las que se encuentran el incumplimiento de su finalidad y objetivos, el mutuo acuerdo de las entidades consorciadas o por imposibilidad de continuar su funcionamiento.

También se ha eliminado la primera agencia pública que no será última, si bien eso dependerá de las auditorías que se están realizando por parte de la Intervención General. El consejero de Educación, Javier Imbroda, ha firmado el decreto de disolución de la Agencia Andaluza de Evaluación Educativa, (Agaeve), devolviendo estas competencias a una dirección general en la Junta de Andalucía y con una reducción de costes que se estima en 500.000 euros al año y la vuelta de 13 profesores a sus correspondientes centros educativos, con lo que se aumentará el número de profesores disponibles en los mismos.

Finalmente, la Fundación Mediara está también en vías de extinción. Adscrita a la súperconsejería que dirige el vicepresidente Juan Marín, estaba destinada a la mediación en las jurisdicciones laboral, penal y civil. Fue creada en el año 2009 y no ha tenido ninguna actividad relevante.