Rogelio Velasco, cnsejero de Economía
Rogelio Velasco, cnsejero de Economía - Raúl Doblado

AndalucíaLa Junta muestra «inquietud» por la decisión del Gobierno de relegar a Airbus en el caza europeo

El consejero Velasco critica la falta de información del Ejecutivo de Sánchez a los responsables andaluces

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La consejería de Economía, que tiene las competencias de la industria aeroespacial, ha mostrado su «inquietud» ante la decisión del Gobierno en funciones de Pedro Sánchez de encomendar a Indra el liderazgo español en la gestión del nuevo programa de defensa europeo relegando a Airbus a un papel secundario.

El departamento dirigido por Rogelio Velasco lamenta la decisión en un comunicado remitido a ABC, en el que dice textualmente: «Ante el anuncio del Gobierno de la nación de elegir a Indra como la empresa coordinadora española en el proyecto del FCAS, Futuro Sistema de Combate Aéreo, futuro caza europeo, la Consejería de Economía, en el ejercicio de su responsabilidad en cuanto al desarrollo y generación de empleo en un sector estratégico como el Aeroespacial, no puede menos que expresar su inquietud».

Economía añade que «lamenta la falta de información y diálogo que mantiene el Gobierno de España con este departamento, en un momento en el que, además, se están poniendo las bases junto al sector y otras administraciones a la Estrategia Aeroespacial de Andalucía».

Así, el Gobierno andaluz, a través de este departamento, asegura que «el Ministerio de Defensa ha tomado una decisiońajena a Andalucía pero con claras consecuencias en el futuro del sector aeroespacial andaluz».

Para la Consejería, «lo fundamental es garantizar que Andalucía y nuestras empresas acojan una relevante carga de trabajo en el desarrollo de las capacidades para el FCAS en proporción a las capacidades tecnológicas e industriales de nuestro tejido productivo».

En este sentido, el departamento del consejero Velasco anuncia que va a trasladar su queja al Gobierno central y considera que «es necesario definir cuanto antes la repercusión y el impacto en términos de paquetes de trabajo y tecnologías que se desarrollarán en Andalucía dependientes de este proyecto».

Alberto Gutiérrez, presidente de Airbus España
Alberto Gutiérrez, presidente de Airbus España - Juan José Úbeda

Las capacidades andaluzas

También puntualiza que «el sector andaluz tenía y tiene amplias expectativas para ser adjudicatario de la activa participación y colaboración en el FCAS, ya que cuenta con demostradas capacidades para asumir con éxito el desarrollo del proyecto. Porque contamos con un sector que es referente en el desarrollo de tecnologías punteras como sistemas no tripulados UAVS y RPAS, sistemas de misión, radares, defensa electrónica, mando y control, asícomo el desarrollo de aeroestructuras». subraya.

En este sentido, señala que Andalucía cuenta, además de con Sevilla y Cádiz como enclaves estratégicos en el sector aeroespacial nacional, con otras tantas infraestructuras únicas en España para el desarrollo del segmento "No Tripulado" del FCAS para su ensayo y certificación en las instalaciones de Atlas, en Jaén, y Cedea, futuro Centro CEUS, en Huelva. «Contamos con una meteorologia y orografia que situan a nuestra región como el emplazamiento optimo para la certificacion de los sistemas no tripulados del FCAS», recalca.

Economía insiste en «la fuerte apuesta del gobierno andaluz por un sector estrategico y por el firme compromiso de no perder ninguna oportunidad en terminos de crecimiento, empleo y competitividad».

Dura reacción de Airbus

Carta enviada por el presidente de Airbus España a todos los empleados de la compañía
Carta enviada por el presidente de Airbus España a todos los empleados de la compañía - ABC

La decición del Gobierno en funciones de Pedro Sánchez de encomendar a Indra a Indra el liderazgo de España en el mayor programa aeroespacial y de Defensa europeo de la historia, relegando a Airbus a un papel secundario, ha causado una gran preocupación en las plantas de Airbus de Sevilla y Cádiz y en la industria auxiliar andaluza, que temen que el negocio futuro se resienta. «Perder esta baza es una muy mala noticia para Airbus», señalan fuentes del sector, que no descartan que, a largo plazo, influya en una menor carga de trabajo en las factorías españolas.

El propio presidente de Airbus España, Alberto Gutiérrez, ha comunicado por carta a todos los empleados de la compañía en España -unas 12.600 personas- esta noticia importante que impacta al negocio de Airbus en España», subraya en este escrito. «Consideramos que esta elección puede impactar en la influencia industrial y participación de España en el que es el mayor y más ambicioso programa aeroespacial y de defensa colaborativo en la historia de Europa», recalca en la misiva que reproducimos en esta página.

Lo que está en juego es la gestión de un proyecto conocido como FCAS por sus siglas en inglés (Future Combat Air System), que no solo consiste en producir el nuevo avión de combate europeo, sino todo un sistema complejo de defensa aérea y terrestre, en el que tendrán un gran protagonismo los aviones no tripulados o drones.

Y, precisamente, el peso de Andalucía en Airbus es, sobre todo, en el segmento de Defensa, con aviones emblemáticos, como el A400M o el C295, que tienen sus plantas de montaje final en Sevilla. Esta fortaleza y especialización industrial abanderada por Airbus en la comunidad autónoma, que ha impulsado una importante industria auxiliar local, podría quedar desdibujada en el futuro, y con menores posibilidades de expansión a partir de que las expectativas que tenía Airbus de gestionar en España el FCAS se han esfumado.

El propio Alberto Gutiérrez advierte a la plantilla de que «la decisión debilitará décadas de inversión y desarrollo tecnológico de Airbus en España y el crecimiento asociado de la industria y cadena de suministros».

El presidente de Airbus España desvela que la elección de Indra por parte del Ministerio de Defensa que dirige Margarita Robles ha sido inesperada: «Nos sorprende enormemente que el Gobierno español haya seleccionado a un proveedor de equipos, Indra, como coordinador nacional e la como el coordinador nacional de la industria española para el programa FCAS. Lamentamos que, a pesar de nuestro probado historial, no hayamos sido capaces de mantener la confianza del Ministerio de Defensa para gestionar dicho programa en el mejor interés de España. Hasta el momento, no se nos ha facilitado ningún razonamiento ni criterio seguido para tomar esa decisión».