Imagen de Cerro Colorado, en Riotinto, explotado por Atalaya Mining
Imagen de Cerro Colorado, en Riotinto, explotado por Atalaya Mining - ABC
MINERÍA

El auge del cobre atrae a empresas «aventureras» de Australia y Canadá

Pequeñas firmas cotizadas en Bolsas especializadas como las de Toronto están investigando el subsuelo en zonas mineras de Huelva, Sevilla y Córdoba

SEVILLAActualizado:

Las buenas perspectivas del precio del cobre y el cinc está atrayendo a Andalucía a los aventureros del negocio de la minería. Son el primer eslabón de la cadena de valor, las denominadas «Junior», compañías muy pequeñas que captan fondos en las Bolsas especializadas (como las de Toronto, Londres o Sídney). Tienen un carácter muy especulativo: su gran meta es demostrar la viabilidad de sus proyectos aportando los hallazgos de sus investigaciones, lo que le permite captar nuevos fondos para seguir investigando. Buscan zonas en las que haya evidencias previas de que pueden existir recursos, realizan la primera fase de permisos administrativos y desarrollan un plan de exploración.

Si hay verdadera enjundia, vendrá un grupo de mayor dimensión para adquirir la compañía e iniciar la segunda fase (la del desarrollo de un plan industrial para extraer el mineral). Se trata de un negocio de altísimo riesgo, pues en el 90% de los casos estas empresas finalizan su tarea sin éxito, con lo cual los inversores pierden gran parte del dinero aportado. Sin embargo, si sale bien la rentabilidad es altísima. «Este tipo de compañías siempre ha estado en Andalucía, pero el éxito de Trafigura y Mubadala en Matsa y de First Quantum en Cobre Las Cruces ha animado claramente al sector y está atrayendo a nuevos operadores», apunta Miguel Cabal, socio director de la consultora andaluza Idemina.

Una de estas empresas es CentrePeak Resources, cuya sede está Perth, una ciudad del oeste de Australia. En su cartera de proyectos figura una investigación Karlawinda (una potencial mina de oro en Australia), otra en Kroussou (zinc en Gabón) y, más recientemente, dos proyectos en las localidades onubenses La Zarza y Riotinto. Centrepeak Resources ha creado la compañía Pico del Centro, una sociedad conjunta con la empresa de capital británico Exploraciones del Andévalo, con la que está investigando un área de 77 kilómetros cuadrados. Su principal proyecto está a ocho kilómeros de Riotinto y se llama El Abejorro.

Los Pedroches y Escacena

Estos aventureros de la minería «escarban» en todos aquellos emplazamientos en los que hubo explotaciones en épocas pasadas y hacen un rastreo previo de toda la documentación existente. Otro ejemplo es Pan Global Resources, firma con sede en Vancouver que cotiza en la Bolsa de Toronto. Uno de sus proyectos se llama Las Águilas, entre Villanueva de Córdoba y Cardeña, en el Valle de los Pedroches, en un área en la que hubo actividad extractiva desde épocas prerromanas y estuvo en explotación hasta mediados del siglo XX.

Pan Global también busca cobre en Escacena, cerca de Aznalcóllar, donde ha llegado a un acuerdo para comprar los derechos que posee la sociedad Evalam. Según su página web, está tramitando ahora los permisos para iniciar la investigación.

«El pasado año se movió en todo el mundo una inversión de 10.200 millones de dólares en la exploración de nuevos recursos metálicos; de este importe, más del 50% procede de este tipo de empresas junior», recuerda Cabal. Hace una década la importancia de las junior era aún mayor, pues eran responsables del 78% del desembolso económico mundial para la búsqueda de nuevos yacimientos.

Interés renovado

Algunas de las minas que estuvieron operativas hasta fechas relativamente recientes, como La Zarza y Tharsis, también están sirviendo de polo de atracción para estas compañías. De hecho, hay diversas empresas que están sondeando a sus actuales propietarios para hacer ofertas de compra. Según el Registro Minero de Andalucía, una de las sociedades que ha solicitado investigar en el entorno de Tharsis es Panex Resources. Esta compañía, según indica en su web, fue la responsable del hallazgo de Marsfontein en Sudáfrica (una de las minas de diamantes con mayor pureza).

También a inicios de este año desembarcó en España la firma canadiense Primary Cobalt, que se ha aliado con Exco Minig para investigar dos áreas, una en Almería y otra en Granada, en las que predomina el cobalto. En el Registro Minero aparece la petición de Exco Mining en Almería, en el sector denominado Beatriz.

¿Qué futuro tienen todas estas iniciativas? «En esta fase de la minería, los proyectos se piensan a muy largo plazo», recuerda Cabal. El consumo de metales crecerá, lo cual choca con el hecho de que el desarrollo de proyectos mineros es cada vez más difícil y costoso y las leyes de los minerales descienden porque los grandes yacimientos se agotan, lo que obliga a los geólogos a investigar cada vez en áreas más profundas. «Quizá dentro de treinta años, algunos de los proyectos menos atractivos que analizan estas empresas junior sean rentables», concluye este experto.

.