Participantes en el Foro Gaesco dedicado al relevo generacional en la empresa familiar
Participantes en el Foro Gaesco dedicado al relevo generacional en la empresa familiar - Juan Flores
Foro sobre los retos de la empresa familiar andaluza

El cambio fiscal andaluz da alas al relevo en la empresa familiar

Expertos aconsejan aprovechar los «potentes beneficios» aplicados a sucesiones y donaciones

SevillaActualizado:

Desde el pasado mes de abril en Andalucía se ha producido un punto de inflexión en materia tributaria «sin parangón» en la historia de la hacienda regional, a partir de la reducción al 1% del impuesto sobre sucesiones y donaciones entre ascendientes y descendientes, o, dicho de otro modo, a partir de la bonificación del 99% en este tributo, que se ha calificado en ciertos ámbitos de «confiscatorio» hasta la modificación aprobada por el Gobierno de PP y Ciudadanos.

Ayer, en una sesión del Foro Gaesco, organizada por esta asociación de promotores y constructores de Sevilla, junto a las patronales sevillana (CES) y andaluza (CEA), se puso de relieve la gran oportunidad que brinda este alivio fiscal a las empresas familiares para que planifiquen su relevo generacional.

«Hay que aprovechar el cambio fiscal para optimizar este proceso. Es un buen momento para donar en vida y planificar el funcionamiento de la empresa», sostuvo el presidente de la CES, Miguel Rus. Este empresario encabeza en tercera generación la constructora Rusvel que ya va por su tercer protocolo familiar. En su opinión, «quien no planifique su sucesión no es un empresario responsable». Se trata, dijo, de un proceso de años que no se debe improvisar, en el que han de pesar los valores y la reputación de la marca.

Miguel Rus:«Es un buen momento para donar en vida y planificar el funcionamiento futuro de la empresa»

La empresa familiar, según destacó Paz Hurtado, presidenta del Consejo de la Empresa Familiar de la CEA, aporta en torno al 70% del PIB regional y un porcentaje similar del empleo en Andalucía.

Leonardo Neri, socio del despacho Montero Aramburu y especialista en Derecho de la Empresa, aportó una visión técnica sobre el nuevo panorama fiscal andaluz. Aludió al debate que está sobre la mesa sobre la conveniencia de que se el impuesto de sucesiones y donaciones sea uniforme en todo el territorio español. Esta reflexión habrá que hacerla, indicó, cuando se aborde el nuevo modelo de financiación autónomica, una negociación política que lleva tres años aplazada.

Ignacio Guajardo-Fajardo y Miguel Ángel Soto, en representación de la Cátedra BBVA de Empresa familiar de San Telmo Business School, expusieron los retos de la sucesión. Entre ellos, aconsejaron empezar a construir el gobierno corporativo y los mecanismos internos de resolución de conflictos en una fase de transición, mientras aún ejerce la anterior generación.