Piara de cerdos se alimenta de bellotas en la montanera
Piara de cerdos se alimenta de bellotas en la montanera - EFE/Jero Morales
Porcino ibérico

Colapso en la industria pese a caer un 10% el sacrificio del ibérico de bellota

La saturación se produce al concentrarse la matanza en solo tres meses

SevillaActualizado:

Finalizada la montanera, la interprofesional del cerdo ibérico, Asici, ha hecho público los datos oficiales de la campaña 2018-2019, en la que destaca que los cerdos de bellota sacrificados (hasta el 25 de marzo de 2019) alcanzan los 669.480 animales, lo que supone un descenso del 9,7% con respecto a la montanera del año anterior. De ellos, 654.388 fueron canales aptas.

Los sacrificios varían por categorías. Así, del total de animales de bellota llevados al matadero, el 49,73% corresponden a animales 100% Ibérico distinguidos comercialmente con el precinto Negro. El 50,27% correspondería al precinto Rojo, (siendo el 13,61% del 75% Ibérico y el 36,66% restante de la categoría 50% Ibérico).

El nuevo presidente de Asici, Antonio Prieto, ha señalado que «estos datos muestran la madurez del sector ibérico, su capacidad de adaptación a la realidad de las campañas de montanera y su apuesta por la calidad», ya que la tendencia en el sector en los últimos años es crecer en el ibérico puro en detrimento del ibérico cruzado.

Pese a que esta montanera ha estado marcada por la climatología, en la provincia de Sevilla no ha sido del todo mala, ya que «aunque se ha registrado algo menos de bellota, al haber muchos alcornoques se ha podido alargar la campaña y los cochinos han podido alimentarse bien», a lo que se suma que «ha habido muy buena disponibilidad de hierba y de recursos arbustivos», destaca el responsable de Ganadería de Asaja Sevilla, José Manuel Roca.

Una caída «previsible»

No obstante, la menor producción bellotera y el aumento de controles al ganadero en esta campaña «ha hecho que muchos productores reduzcan sus cargas ganaderas en la dehesa, temiendo posibles descalificaciones en la categoría de bellota ante incumplimientos que, en muchas ocasiones, escapan a la voluntad del ganadero, como en lo que respecta al peso de los animales o a la fecha de su sacrificio», señala Roca, por lo que «desde el comienzo de la campaña ya se preveía un menor censo de cerdos ibéricos de bellota».

Este casi 10% menos de animales de bellota que finalmente han ido a matadero no ha evitado, sin embargo, el «colapso» en la industria, por lo que Asaja Sevilla critica «la concentración en apenas tres semanasdel sacrificio de toda la cabaña de la montanera», algo que «lleva al sacrificio de hasta 95.000 cochinos semanales», lo que según el técnico de la patronal agraria, es «una barbaridad».

El problema, según José Manuel Roca, está en el hecho de «meter fechas concretas en la normativa del ibérico, cuando el campo y la climatología no entiende de calendario». Por ello, Roca invita a reflexionar al sector sobre si «todas estas trabas que tienen los ganaderos realmente redundan en una mejor calidad del producto final».

Cada vez son más las voces en el sector ganadero que reclaman cambios en la Norma de Calidad del Ibérico (Real Decreto 4/2014). Sobre todo, en lo que respecta a las fechas de entrada de los cerdos a comer bellota y a las fechas en que deben ser sacrificados, además del peso del cochino a la entrada en montanera y el del animal en canal.