Antonio Luque, presidente de Dcoop
EMPRESAS

Dcoop entra en Maçarico, líder portugués en aceituna de mesa

Tras la operación de Bell Carter, toma ahora en torno a un 5% del capital de la compañía lusa y se convierte en su proveedor preferente de aceituna de mesa.

SEVILLAActualizado:

La compañía andaluza Dcoop acaba de sellar una nueva operación corporativa en el sector de la aceituna de mesa. Si el pasado agosto se hizo con el 20% de la firma estadounidense Bell Carter, ahora acaba entrar en el capital del líder portugués en la comercialización de aceitunas envasadas. En concreto, la firma que preside Antonio Luque se ha hecho con un 5% de Maçarico, una empresa familiar con sede en Mira (una localidad al Norte de Portugal), que cuenta con una presencia muy destacada en países de habla portuguesa (como Brasil y Angola). Maçarico cuenta con unas instalaciones industriales de 30.000 metros cuadrados.

Según ha podido saber ABC, la filosofía del acuerdo es parcialmente similar a la de Bell Carter, ya que con esta operación Dcoop se convierte en el proveedor preferente de esta compañía. Maçarico no solo vende aceituna de mesa, también elabora salsas (como kétchup y mayonesa), encurtidos (como pepinillos y altramuces) y tiene una actividad reducida en aceite de oliva. En todos estos productos podrían surgir sinergias a medio y largo plazo. Dcoop también da un paso de gigante en el mercado portugués, un consumidor tradicional de aceituna en el que está creciendo la demanda.

Imagen de las aceitunas de Maçarico
Imagen de las aceitunas de Maçarico - ABC

Dcoop está buscando socios industriales que garanticen una salida rentable a su creciente producción en aceituna de mesa. La compañía cuenta con tres entamadoras distribuidas en Málaga, Córdoba y Sevilla. En Sevilla, las instalaciones se localizan en la antigua Aceitunas y Conservas (Acyco) de Dos Hermanas y en la localidad cordobesa de Monturque se encuentra su planta principal. Uno de los hechos decisivos que explican las nuevas alianzas de Dcoop es la unión como socio la empresa cordobesa De Prado (una firma que gestiona 7.000 hectáreas de olivar y almendro).

El presidente de este grupo familiar, José Luis de Prado, fue decisivo en la negociación con Bell Carter. También hay que tener en cuenta que la mayor parte de la producción de De Prado está en Portugal, en la zona del Alentejo, de ahí que la nueva alianza con Maçarico tenga también como ventaja el arraigo de la compañía en el país vecino. Además, desde Portugal la empresa también puede abastecer sin aranceles al mercado estadounidense.