Iaian Anderson (i) dimite como consejero delegado de Cobre Las Cruces y le sustituye Juan Pedro Soler (d)
Iaian Anderson (i) dimite como consejero delegado de Cobre Las Cruces y le sustituye Juan Pedro Soler (d) - ABC
ECONOMÍA

Dimite Iain Anderson como CEO de Cobre las Cruces y le sustituye Juan Pedro Soler

Se suma a la lista de renuncias de otros directivos de la mina, cuya actividad extractiva está paralizada a raíz del derrumbe que sufrió en enero

SevillaActualizado:

El australiano Iain Anderson ha presentado su dimisión como consejero delegado de Cobre Las Cruces (CLC), cargo al que llegó en enero de 2018 para sustituir a Sean Whittome, según ha confirmado a ABC la compañía minera. El CEO de CLC, corta explotada por la empresa canadiense First Quantum Minerals, ha alegado motivos «estrictamente personales» para abandonar el cargo en la mina, donde se han producido otras dimisiones en el último año. Asumirá por ahora las tareas de dirección Juan Pedro Soler, responsable actual de Operaciones de la mina.

El cese de Anderson se produce pocos meses después de que se haya registrado un derrumbe en la mayor mina a cielo abierto de Europa. La corta tiene paralizada la actividad extractiva de cobre a la espera de que se aclaren las razones del derrumbe de un talud y se adopten medidas para evitar nuevos desprendimientos, está centrada ahora en su proyecto de minas subterráneas y nuevas plantas politmetalúrgicas.

Especializado en Mecánica y licenciado en Ciencias Aplicadas (especialidad Ingeniería Marina), Anderson formó parte desde 2009 del equipo de dirección de la mina turca Çayel, propiedad también de First Quantum Minerals, al igual que Cobre Las Cruces. Anderson compatibilizó el cargo de CEO de CLC con el de presidente de la Fundación Cobre Las Cruces. Cuando llegó al cargo aseguró que el mayor desafío empresarial de esta mina a corto plazo era poner en marcha el proyecto PMR -Poly Metallurgical Refinery- para producir varios metales, como zinc, plomo o plata. Su reto era alargar trece años el período de vida de la mina, que se halla en los términos municipales de Gerena, Guillena y Salteras, todas ellas en la provincia de Sevilla.

Por su parte, Juan Pedro Soler, responsable de Operaciones de Cobre Las Cruces, asume la dirección de la mina, que ha reconocido la labor realizada por Iain Anderson. Soler es ingeniero industrial por la Universidad de Sevilla y cuenta con una larga experiencia de casi 20 años en empresas multinacionales de los sectores Oil & Gas y Minería como Repsol y Elimco. Se incorporó a Cobre Las Cruces en el año 2008.

Otras dimisiones

Esta dimisión se suma a otras que se han registrado en la mina en el último año. Así, Enrique Delgado dejó su trabajo como director de Metalurgia y Medio Ambiente en CLC, y recientemente fue fichado por Magtel como primer ejecutivo de la nueva división Tharsis Mining Metallurgy (Tharsis MM). Antes de la llegada de Iain Anderson, Delgado asumió las funciones de director general durante la enfermedad del CEO Sean Whittome.

Por su parte, Lorena García de Izarra también renunció a su trabajo como responsable de los servicios jurídicos de CLC y de Relaciones Institucionales. Posteriormente fue fichada por la formación de Rivera para ocupar el cargo de viceconsejera de Economía, Conocimiento, Empresa y Universidad en el nuevo Gobierno andaluz que conforman PP y Cs.

El derrumbe de un talud de Cobrelas Cruces el pasado 23 de enero llevó a la Junta de Andalucía a paralizar seis meses la extracción de mineral al considerar que estaba en juego la seguridad de los trabajos, sus instalaciones y de los trabajadores. La orden de la Junta no afectó, sin embargo, a la fábrica de refinado donde se produce el cobre, que puede seguir trabajando con las reservas acumuladas.

Cobre las Cruces es la mayor mina a cielo abierto de Europa
Cobre las Cruces es la mayor mina a cielo abierto de Europa - ABC

Paralización de la extracción de mineral

Cobre las Cruces emplea actualmente a más de 250 empleados, cifra que aumenta hasta los 800 si se incluyen las subcontratas y empresas auxiliares, y en 2017 superó los 410 millones de euros de ventas. La reactivación de los trabajos de extracción está sujeto a la elaboración de un informe preliminar que refleje las posibles causas que han producido el incidente, las labores proyectadas para salvaguardar la seguridad de las personas, bienes y derecho, la integridad de la superficie, la conservación del recursos y las instalaciones, así como posibles afecciones a acuíferos.

Cobre las Cruces emplea actualmente a más de 250 empleados, cifra que aumenta hasta los 800 si se incluyen las subcontratas y empresas auxiliares, y en 2017 superó los 410 millones de euros de ventas. La empresa anunció un ERE por el derrumbe pero finalmente decidió no hacerlo.