Vimac participó en la construcción del AVE Medina-La Meca cuando estaba participada por Guillermo Contreras Ramos
Vimac participó en la construcción del AVE Medina-La Meca cuando estaba participada por Guillermo Contreras Ramos - ABC
ECONOMÍA

La empresa que compró la sociedad sevillana Vimac se declara insolvente

Tras solicitar la anulación de esa adquisición, presenta en el Juzgado Mercantil un ERE extintivo para sus trabajadores

SevillaActualizado:

En 2016, la empresa Vimac —especializada en la construcción de infraestructuras eléctricas, hidráulicas, ferroviarias y de telecomunicaciones— fue a liquidación al no poder refinanciar su deuda de más de 44 millones de euros, aunque su cartera de proyectos ascendía a 117 millones de euros. El Juzgado Mercantil 1 de Sevilla consideró muy favorable para los intereses del concurso la oferta de Sistem consistente en abonar 275.000 euros por la unidad productiva de Vimac. Sin embargo, las quejas de otros interesados llevaron al Juzgado Mercantil a ampliar el plazo de presentación de ofertas y fue finalmente Imathia la elegida en marzo de 2017 para comprar la unidad productiva por 425.00 euros. Un año después, Imathia Consulting & Engineering ha presentado concurso de acreedores, siendo Carlos Bejarano su administrador concursal.

Imathia, que cambió su nombre por Vimac Electrificaciones, se comprometió a subrogarse en las obligaciones laborales y de la Seguridad Social de 32 trabajadores de Vimac que conforman el «perímetro personal de la unidad productiva transmitida». Sin embargo, una sentencia del Tribunal Supremo de 2018 desdibujó lo que se conocía como «perímetro personal de la unidad productiva», lo que llevó a los juzgados de lo Social a obligar a Vimac Electrificaciones a asumir más obligaciones laborales que los 32 empleados a los que hacía referencia el acuerdo de compraventa.

En febrero de 2019, Vimac Electrificaciones reconocía que la situación se había hecho insostenible al tener que asumir más trabajadores de lo previsto, por lo que solicitó el preconcurso de acreedores (artículo 5 bis de la Ley Concursal) en diciembre de 2018.

Vimac Electrificaciones —defendida por Montero Aramburu— entendía que se le había causado un perjuicio que podría alcanzar los dos millones de euros en concepto de indemnizaciones y salarios si se hacía cargo de todos los trabajadores. Por esa razón, solicitó en el Juzgado Mercantil 1 de Sevilla la anulación de la venta. La empresa alegó que accedió a la compra de la unidad «como vicio del consentimiento, creyendo que sólo tendría que asumir 32 trabajadores».

A liquidación

Ante la imposibilidad de hacerse cargo de todos los trabajadores de Vimac, la antigua Imathia solicitó concurso de acreedores voluntario en el Juzgado Mercantil 3 de Sevilla, según ha publicado el BOE. La empresa ha presentado un EREextintivo para los 14 trabajadores que le quedaban, aunque tiene abiertos procedimientos en juzgados de lo Social donde plantearon reclamaciones aquellos empleados que quedaron fuera de la unidad productiva. El Juzgado Mercantil ya ha aprobado el auto de liquidación de Vimac Electrificaciones.

Cuando Vimac estaba participada mayoritariamente por Guillermo Contreras contaba con una plantilla de 160 trabajadores y tenía filiales en Colombia, Chile, Perú, Panamá, Estados Unidos y Colombia. Su cifra de negocios alcanzó los 34,5 millones de euros en 2014.