Industrias gráficas Lappí
Industrias gráficas Lappí - ABC
Informe Deloitte

La empresa familiar andaluza empieza a dejar entrar capital externo

Azvi o Lappí son algunas de las firmas que protagonizaron operaciones corporativas en 2018

SevillaActualizado:

Los fondos internacionales, no solo están invirtiendo en hoteles, promociones residenciales o centros comerciales en Andalucía, sino que también están detrás de operaciones corporativas para tomar participaciones en empresas de la comunidad. Un informe realizado por Deloitte detecta que la empresa familiar andaluza «empieza ya a dejar entrar capital externo para crecer o innovar», y concluye que la «necesidad de crecimiento y expansión internacional» es el principal estímulo para abrir las puertas a nuevos inversores.

La firma sevillana Industrias Gráficas Lappí es un ejemplo claro de empresa familiar que ha permitido la entrada de capital externo en su negocio. Lappí vendió el 46% de sus acciones a la sociedad de capital riesgo Diana Capital para facilitar el plan de crecimiento estratégico y de inversiones en el exterior.

Otra operación corporativa de este tipo la ha protagonizado Grupo Procubitos, en el que ha tomado una participación accionarial el fondo GED Capital. La empresa gaditana se había convertido en uno de los líderes en la fabricación y logística de cubitos de hielo, tanto en España como en otras capitales europeas. Su fusión con la asturiana Cubers, en un proceso auspiciado por dicho fondo de capital, ha catapultado su posición en Europa.

Fondos extranjeros invirtieron casi 1.500 millones en compañías de la comunidad en 2018, un 7% más

Por otro lado, la agroindustria es uno de los sectores que ejerce mayor poder de atracción sobre los fondos de inversión que buscan oportunidades en Andalucía, según destaca Deloitte. Así, fuentes de la consultora apuntan que «ya se atreven a invertir en ‘el campo’ andaluz, al entender su modelo de negocio y su robustez». Como exponentes de esta tendencia, Agroponiente y Agrosol — dos empresas en este caso no familiares— han permitido la entrada de ABAC Capital y Aurica Capital, respectivamente, para impulsar sus planes de crecimiento.

En los últimos años, las operaciones corporativas en empresas andaluzas en las que han intervenido inversores extranjeros han tenido oscilaciones. Tras alcanzar volúmenes superiores a los 2.000 millones de euros en 2015 y 2016, en los dos últimos ejercicios no han superado los 1.500 millones, según las cifras del citado informe.

Industrias gráficas Lappí
Industrias gráficas Lappí - ABC

Inversiones significativas

En 2018, Deloitte ha rastreado un total de 215 operaciones corporativas en Andalucía protagonizadas por compradores de fuera de España, aunque las más significativas entre las que han publicado la inversión son un total de 15. La suma de estas inversiones asciende a 1.469 millones de euros, con la energía (500 millones) y los servicios (279) como sectores que más flujos de capital han recibido.

Por su elevada cuantía, destaca la venta por parte del fondo BlackRock, el grupo sevillano Azvi y accionistas locales mexicanos, de un 75% del paquete carretero de Michoacán (concesiones de carreteras a 30 años para construir y operar alrededor de 362 kilómetros de autopistas), una operación de 438,8 millones. El comprador ha sido la mexicana Pinfra (Promotora y Operadora de Infraestructura), a través de su filial Fibravia.

Otro ejemplo lo ha protagonizado Mubadala, fondo con sede en Abu Dhabi, que ha adquirido el 42,09% del accionariado de la española Medgaz, que está en manos de Cepsa, por un importe de 500 millones de euros. Medgaz, con sede en Almería, es la empresa propietaria del gasoducto entre España y Argelia.

«Los fondos ya se atreven a invertir en el campo andaluz, al entender su modelo de negocio»

Una inversión singular se ha producido en el sector multimedia sevillano. Se trata de la compra por parte del grupo italiano de televisión Mediaset (dueño de Telecinco y Cuatro en España) de la empresa El Desmarque Portal Deportivo por un importe superior a 10 millones de euros. Esta operación está muy avanzada aunque aún no se ha cerrado. El Desmarque se dedica a la gestión de una página web de periodismo deportivo.

Asimismo, la estadounidense KKR y las españolas Altamar Capital Partners (Global) y Single Home han creado una empresa conjunta con el objetivo de financiar y consolidar un proyecto residencial en la Costa del Sol. Single Home tendrá una participación del 70% en la nueva empresa. En concreto, la compañía gestionará la Finca Cortesín, una urbanización de 215 hectáreas situada cerca de la localidad de Casares. La compañía contará con activos valorados en más de 200 millones de euros y planea invertir más de 450 millones en próximos años.

Vivacell-Emerald

En el listado confeccionado por Deloitte hay operaciones de cuantías menores, como la de la farmacéutica canadiense Emerald, que ha comprado el 1005 del capital de la biotecnológica cordobesa Vivacell. El importe de la operación asciende a 0.55 millones de euros. Emerald ya controlaba una participación minoritaria en Vivacell.

También la startup Cohosting, con sede en Tomares, cerró una ronda de financiación suscrita por inversores no identificados. Esta empresa se dedica al desarrollo de una plataforma de reserva de servicios y acceso a instalaciones complementarias a los apartamentos turísticos. La compañía utilizará los recursos recibidos para expandir su marca a nivel nacional y para ampliar el equipo.

También destacan por su cuantía operaciones en las que ha participado Abengoa, en el marco de su plan de desinversiones. Así, la canadiense Algonquin Power & Utilities, especializada en energías renovables, cerró la adquisición de un 16,47% adicional de la británica Atlantica Yield (ex Abengoa Yield) por más de 305 millones.