La tenda de Inés Rosales en el centro de Granada
La tenda de Inés Rosales en el centro de Granada - ABC

Inés Rosales abre tienda propia en Granada

Es el cuarto establecimiento andaluz del fabricante sevillano de tortas de aceite

SevillaActualizado:

Inés Rosales ha abierto una tienda en el centro de la capital granadina, en la calle Provincias, 5, entre las Plazas Bibarrambla y Pescadería, en la se podrán adquirir todas las especialidades de esta centenaria marca sevillana, conocida por sus tortas de aceite.

Con esta apertura ya son cuatro los establecimientos de la firma en Andalucía. Así, Inés Rosales inauguró ayer día 6 de diciembre, de la mano del emprendedor Francisco Medina, con una dilatada e importante trayectoria en este sector, la tienda de venta directa al público, informa la compañía en un comunicado. 

«Conscientes de la demanda de su público, surge la necesidad de abrir una tienda física en la que poder ofrecer de forma directa todas sus variedades. Era, por tanto, inevitable llevar a cabo esta iniciativa empresarial en un escaparate y zona histórica y cultural, en pleno centro de la ciudad granadina», añade.

Más marcas

 «La Tienda de Inés Rosales» también da cabida a otras empresas andaluzas, cuyo compromiso en la elaboración tradicional de sus productos siga los cánones de Inés Rosales. Se trata de marcas de vinos, aceites, patés, chacinas y quesos, entre otros, que tendrán su propia zona en la tienda.

La firma ha puesto el foco en el gran tirón turístico de la capital de la Alhambra y destaca que los productos -«artesanos, naturales y hechos en Andalucía»- son «perfectos para llevar cómo souvenir gastronómico, seña de identidad de nuestra cultura y raíces». 

La gama de productos de Inés Rosales aborda desde sus géneros anuales (cortadillos de cidra o torta de polvorón), pasando por sus especialidades (tortas sin azúcar, con naranja de Sevilla, de tomillo, etc.), hasta su surtido para las épocas especiales (hojitas Marytrini y polvorones). Sin olvidar, su acreditada torta de aceite, un producto fruto «del mestizaje de las tres culturas que vivieron en España», cuyas recetas «siguen fieles a las técnicas de elaboración originales«, subraya la compañía.