Inés Rosales o cómo hacer 400.000 tortas de aceite cada día

Inés Rosales, natural de Castilleja de la Cuesta (Sevilla), comenzó a vender tortas de aceite en 1910 en La Pañoleta, en el municipio sevillano de Camas. No podía imaginar que aquello fue el germen de una empresa, hoy asentada en el municipio de Huévar, que factura 16 millones de euros y produce a mano cada día 400.000 tortas, el 25% de las cuales van al extranjero. Las nuevas tecnologías permiten que cada operario haya pasado de moldear a mano cada día 813 a 5.797 tortas de harina, aceite de oliva, ajonjolí y matalahúva.