Francisco Cuervas, CEO de Ghenova; Carlos Alejo, presidente de Ghenova; y Raúl Arévalo, director de operaciones de Ghenova
Francisco Cuervas, CEO de Ghenova; Carlos Alejo, presidente de Ghenova; y Raúl Arévalo, director de operaciones de Ghenova - ABC
ANDALUCÍA

La ingeniería sevillana Ghenova consolida su expansión en Bolivia con un contrato de 5 millones

La compañía cerró 2018 con una cifra récord de facturación de 24 millones de euros

SevillaActualizado:

La empresa Ghenova consolida su expansión en Bolivia al haber sido adjudicado la administración boliviana de carreteras un contrato de más de 5 millones de euros al Consorcio GHEPAC, liderado por Ghenova y del que también forma parte la empresa brasileña PACS Engenharia.

Ghenova Ingeniería, con sede en Sevilla, realizará la supervisión de la construcción de la nueva carretera Santa Cruz-Las Cruces-Buena Vista dentro de este proyecto que contará con unos 81 kilómetros y un tiempo estimado de construcción incluyendo la revisión del diseño de unos 52 meses.

«Se trata de un paso más hacia delante en la consolidación en el mercado boliviano», ha destacado en un comunicado el CEO de Ghenova, Francisco Cuervas, quien ha indicado que la empresa ha crecido considerablemente desde su implantación en 2013 llegando a convertirse en un 5 % de la facturación de la empresa que cerró el 2018 con cifra récord superando los 24 millones de euros.

La megaobra de Bolivia contempla la construcción de un puente de 520 metros sobre el Río Piraí y otros 20 puentes de diferentes tamaños, además de un viaducto que se levantará en el enlace con la doble vía hacia la Guardia.

Ghenova lleva trabajando en Bolivia desde 2013 y desde 2015 cuenta con una oficina propia en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra y ha participado en un proyecto ambicioso para la historia del país como el Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración, donde ha realizado el estudio de trazado y costos del proyecto que unirá e integrará el puerto atlántico de Santos en Brasil, con la costa pacífica de Perú atravesando el territorio boliviano y convirtiéndose en una alternativa terrestre al canal de