Se ha producido un nuevo récord de producción de aceite de olvida: 1,7 millones de toneladas
Se ha producido un nuevo récord de producción de aceite de olvida: 1,7 millones de toneladas - ABC
AGRICULTURA

La Interprofesional del aceite de oliva pide una retirada obligatoria para equilibrar el mercado

Aunque las exportaciones han crecido de manera notable, no resulta suficiente para absorber el incremento de la oferta

SevillaActualizado:

La Mesa Sectorial del Aceite de Oliva se ha reunido recientemente y ha realizado un análisis de la situación del mercado oleícola en la actual campaña. En dicho encuentro, se ha hablado ya de «nuevo récord de producción de aceite de oliva», con 1.782.500 toneladas cifradas a 30 de abril y quedando aún por contabilizar el mes de mayo, ya que las industrias tienen hasta el día de hoy para facilitar sus últimos números. No obstante, se estima que la cosecha nacional estará entorno a 1,8 millones de toneladas, cifra récord.

Durante la reunión, se ha analizado la expansión del cultivo del olivar de almazara en España, que se ha incrementado en más de 100.000 hectáreas en los últimos cinco años. También se ha estudiado la evolución de la producción y el comportamiento de las exportaciones en los mismos periodos.

En este sentido, se ha puesto de manifiesto que, si bien las exportaciones se incrementan de manera muy notable en los últimos años, este desarrollo no resulta suficiente para absorber el incremento de la oferta de manera que los precios resulten atractivos para todos los productores. Esta evolución y las particularidades de esta campaña 2018-2019, con una elevada cosecha y muy concentrada en pocos meses, ha contribuido a que los precios a los que las almazaras venden el aceite de oliva se hayan deteriorado a lo largo de la campaña.

Así, se ha producido un descenso medio de las diferentes categorías del 18,75% desde que se inició la campaña, de forma que en la pasada semana se encuentran un 43% por debajo de los precios que se registraban en las mismas fechas en la media de las cuatro campañas anteriores. Por ello, el Ministerio de Agricultura ha presentado al sector cuatro propuestas para equilibrar el mercado, que pueden ser abordadas tanto por la organización Interprofesional del aceite de oliva como por las organizaciones de productores y sus asociaciones.

Autoridades comunitarias

De estas cuatro opciones, el sector coincide en apostar por una medida de autorregulación mediante retirada de producto por parte de la Interprofesional oleícola, «con aplicación de una extensión de norma que obligaría a retirar producto a todos los operadores», explica el técnico de Olivar de Asaja Sevilla, José Vázquez. Se trata de una medida que tiene que desarrollar y detallar minuciosamente la Interprofesional, ya que tiene que contar con el visto bueno de las autoridades comunitarias de Competencia y de Agricultura, y que se propondrá en una próxima reunión bilateral con los servicios de la Comisión Europea (CE).

La base normativa de la medida sería el artículo 162, 164 y 210 de la Organización Común de los Mercados Agrarios (OCMA), y el Ministerio se ha ofrecido a colaborar con el sector oleícola en la propuesta que finalmente se presente a Bruselas.

No obstante, Asaja Sevilla aclara que «dadas las fechas en las que estamos, no contaríamos con tiempo material para que la medida pudiera implementarse en esta campaña», pero «ha habido un compromiso por parte de todos en buscar un mecanismo de autorregulación que estuviera disponible para la siguiente campaña oleícola». Por tanto, «se va a seguir trabajando en una opción obligatoria que satisfaga a todos», recalca Vázquez.

Otro de los asuntos tratados ha sido la actualización de los precios establecidos para poder activar el mecanismo del almacenamiento privado, que llevan 20 años sin actualizarse, algo difícil de conseguir por parte de las instituciones comunitarias y en lo que las organizaciones agrarias llevan años insistiendo, ya que están muy desfasados respecto a los costes productivos actuales.

Aceituna de mesa

En la reunión también se ha hablado de aceituna de mesa. Para este sector, tanto desde Asaja Sevilla como desde Asemesa se ha solicitado al Ministerio de Agricultura la modificación de la Norma de Calidad, para que se incluya la obligatoriedad de indicar la variedad de aceituna en el etiquetado de estos productos envasados y comercializados en el mercado nacional.

Incluir el origen y la variedad de la aceituna en el envase es una forma de combatir el incremento de las importaciones de algunas variedades de aceituna, como es el caso de la gordal sevillana, que se está viendo amenazada por una aceituna de calibre y características parecidas cultivada en Egipto. Estas importaciones de aceitunas similares «se aprovechan de la imagen y el prestigio de la aceituna sevillana y española, jugando a la confusión, y además provocan una bajada en los precios», denuncia Asaja Sevilla.