Isaías Parrilla sigue pedaleando a sus casi 80 años. En la imagen, junto a la fuente de la Plaza de España de Sevilla
Isaías Parrilla sigue pedaleando a sus casi 80 años. En la imagen, junto a la fuente de la Plaza de España de Sevilla - ABC
Empresas Sevilla

Isaías Parrilla, el niño cosario que fundó Grupo Parrigar

Es el artífice de la empresa familiar dueña de concesionarios y gasolineras en Sevilla

SevillaActualizado:

Isaías Parrilla Gómez (Alcolea del Río, 1941) no fue a la escuela. Con siete años repartía alimentos de la tienda de ultramarinos de un familiar que portaba en un canasto por las calles de su pueblo. Con ello se ganaba al cabo del día un real de 25 céntimos. Aprendió a leer y a escribir ya mayorcito tomando clases por la tarde, una formación básica que nunca limitó su capacidad como negociante y emprendedor.

A los 10 años empezó a ir de cosario a Carmona con su padre llevando y trayendo cosas de un pueblo a otro, especialmente alimentos, como tocino. Aprendió rápido y solo un año después le pidió a su progenitor que lo dejase ir solo. Cogía «El Carmonilla»,el tren que conectaba Alcolea con Carmona. Se montaba en el tren con su bicicleta, que le servía para hacer sus recados, y muchas veces, para ahorrase el billete de vuelta, regresaba a casa pedaleando cuesta abajo. En el trayecto de ida, cuando el tren se helaba a veces se paraba y había que empujarlo cuesta arriba, recuerda.

Así fue ahorrando hasta que en 1965, con 24 años, dio un paso clave que marcaría su vida profesional: abrió una estación de servicio en Alcolea del Río donde empleó a su hermana y a su tío. En 1972 inauguró la segunda gasolinera en Villanueva del Río y Minas y en el 81, la tercera en Sevilla, en Torneo Parque Empresarial.

Isaías Parrilla abrió su primera estación de servicio en 1965
Isaías Parrilla abrió su primera estación de servicio en 1965 - ABC

Diez años después abrió el primer centro de distribución de gasóleo a domicilio, Distribuciones Alcopeña, un nuevo negocio al que lo impulsaron sus clientes agricultores, tractoristas, las empresas de camiones y autocares o las panaderías a las que suministraba combustible para calentar el horno.

Isaías Parrilla no se quedó ahí y supo aprovechar otra gran oportunidad que se le presentó en 1994 cuando se asoció con su amigo Alfredo Fernández Prieto para abrir un concesionario de coches de la marca Seat. Sin conocer el sector, y pese a que un tercer socio se había rajado en el último momento y desistió de invertir, el negocio siguió adelante. Así nació Caysa Móvil, el concesionario de Seat en Camas, en el que la familia Parrilla tiene el 66% (Isaías compró su parte al socio que se retiró) y Alfredo Fernández, el 33%.

El siguiente hito de la empresa está marcado en marzo de 1999c cuando los dos socios y amigos abrieron un segundo concesionario, esta vez de la casa japonesa Toyota. Así nació Hispaljarafe primero en el polígono Pisa, aunque años después se trasladó a su ubicación actual de Camas, junto Caysa Móvil.