Juan Antonio Alcaraz en el hotel Alfonso XIII de Sevilla
Juan Antonio Alcaraz en el hotel Alfonso XIII de Sevilla - Rocío Ruz
Entrevista

Juan Antonio Alcaraz: «La incertidumbre económica paraliza la toma de decisiones»

El presidente de la Asociación Española de Directivos cree que hay que «poner en valor la figura del directivo público»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El también director general de Negocio de CaixaBank, Juan Antonio Alcaraz, ha impulsado la integración de Adacem (asociación andaluza de directivos) en la AED.

¿El enfriamiento económico está condicionando ya las decisiones de los directivos españoles?

En estos momentos tenemos que intentar dar mensajes en clave positiva y optimista. Lo que se está produciendo es un proceso de desaceleración consecuencia de que las economías son globales y lo que ocurre en otros lugares del mundo tiene impacto en todas partes. En el caso español se está produciendo una desaceleración del PIB, pero todavía con crecimientos en muchos casos por encima de la media de nuestro entorno. La obligación del directivo es tomar medidas para adaptar el modelo de negocio al nuevo entorno económico en el que hay dos incertidumbres fundamentales: los efectos de las guerras comerciales entre EEUU, China y Europa, en las que claramente Europa es la gran damnificada; y si habrá o no Brexit o si será duro o con acuerdo.

¿Está bajando la confianza de directivos y empresarios?

Es muy prematuro hablar de un cambio en la tendencia de la confianza. Lo que hay por encima de otra cosa es un incremento de incertidumbre y ante ello, parálisis en la toma de decisiones. Cuando estás en un entorno en el que no sabes lo que va a ocurrir, a la hora de la toma de decisiones la confianza se deteriora.

En Andalucía, donde muchas de las grandes empresas son familiares a veces, existe un cierto complejo sobre el grado de profesionalización de la gestión. ¿Va rezagada?

Yo creo que en absoluto. Hay que eliminar ese complejo de que porque una empresa sea familiar el directivo no es igual de profesional que cuando se trata de una cotizada o una compañía privada de otras características. El directivo de la empresa familiar es exactamente igual de capaz, de válido y tiene que actuar de la misma manera. Y que el directivo sea de la propia familia no tiene por qué interferir en la gestión. Empresas familiares las hay en Andalucía, pero evidentemente en toda España La gran mayoría de la creación de riqueza en este país se produce a través de la empresa familiar.

Juan Antonio Alcaraz es director general de Negcoio de CaixaBank
Juan Antonio Alcaraz es director general de Negcoio de CaixaBank - Rocío Ruz

El presidente de la Junta ha anunciado que va a regular la figura del directivo público. ¿Qué piensa de esta medida?

La función directiva en la administración pública es otro aspecto en el que hay que quitarse complejos. Precisamente, uno de los proyectos que estamos impulsando desde la Asociación, en colaboración con la Junta de Andalucía, es dar un mayor reconocimiento, apoyo y colaboración al directivo público para que sea exactamente igual que el de la entidad privada. Hay que intentar entre todos que el directivo público pase a lo privado y el privado a lo público. Probablemente, en un momento determinado, lo que ahí puede haber es una diferencia de capacidad salarial, porque no estamos preparados para pagar determinadas responsabilidades como se deben pagar; pero desde un punto de vista conceptual, la función del directivo público hay que ponerla en valor.

Se habla de la ética del directivo cuando hay garbanzos negros que empañan la imagen de todo el colectivo. ¿Qué trabajo se hace desde la AED para eliminar estos estereotipos?

Ahí tenemos un doble objetivo: por un lado, hacemos un esfuerzo para que la sociedad reconozca la importancia de la figura del directivo como un elemento para la generación de actividad y riqueza. Y, en clave interna, impulsamos iniciativas para que el propio directivo tenga esa responsabilidad consigo mismo y con su entorno respecto a los valores éticos y sociales. No solo se trata de su comportamiento ético como persona y como directivo, sino también su compromiso social. Es algo que incorporamos en esta junta directiva porque queremos que las empresas asociadas a AED y todos lo directivos miembros impulsen actividades de compromiso social con el entorno en el que están.

¿Qué hace AED para impulsar la participación de la mujer en el mundo directivo?

Tratamos de que el ejemplo sea la mejor manera de explicar las cosas. Lo hemos intentado hacer con la participación del mayor número posible de mujeres en la junta directiva de AED. Pensamos que no hay que hablar de cupos o no cupos, sino de fomentar con programas específicos todo tipo de diversidad, la primera, sin duda, la de género.