La enseña malagueña de salones de belleza D-uñas es ya un referente en Sudamérica
La enseña malagueña de salones de belleza D-uñas es ya un referente en Sudamérica - ABC
Sector franquiciador andaluz

¿Cuáles son las franquicias andaluzas que triunfan en España?

La comunidad tiene 156 cadenas, que facturán más de mil millones de euros y emplean a 15.600 trabajadores

SevillaActualizado:

La franquicia es una fórmula empresarial que se estrenó en España en los años 80 y que hoy forma parte esencial del tejido comercial de las ciudades.Asociada frecuentemente a la «invasión» de grandes multinacionales de los cascos urbanos, es una actividad en auge, a la que cada vez se enganchan más empresas andaluzas para extender su modelo de negocio apoyándose en la inversión de emprendedores y autónomos.

Según un informe de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), Andalucía es la cuarta del ranking autonómico por número de centrales franquiciadoras que tienen sede en la comunidad autónoma. Son ya un total de 156 enseñas regionales, que facturan más de mil millones de euros en una red de casi 5.400 establecimientos y unos 15.600 trabajadores.

Marcas andaluzas que empezaron con negocios de gestión directa se están consolidando como franquicias de referencia en el mercado nacional, y un buen número de ellas ha emprendido también la carrera internacional. En concreto, el estudio de la AEF señala que hay 35 cadenas exportadoras que tienen su origen y su base en la región, un número solo superado por Cataluña yMadrid.

Estética y belleza

D-uñas es uno de los ejemplos más dinámicos. Esta cadena malagueña se ha convertido en una de las enseñas de belleza y estética más rutilantes de Sudamérica. Pertenece a la corporación D-beauty Group, fundada por Mery Oaknín Benzaquén y Sandra Benzaquén Barchilón en 2006, que explota otras marcas como D-pílate. Este grupo andaluz tiene una filial en Brasil y ha lanzado D-uñas en nueve países sudamericanos. Su red suma ya 160 centros, de los cuales 60 están en España (11 en Andalucía) y tres —localizados en Málaga, Madrid yBarcelona— son propios. Su principal mercado exterior es México, con 40 salones y próximas aperturas. «D-uñas es la única red especializada en belleza de manos y pies que se encuentra en casi todos los países de habla hispana», destaca Sonia Pérez, responsable de Expansión de la cadena. El capital de apertura de esta franquicia ronda los 45.000 euros.

Una alumna de Campus Dental
Una alumna de Campus Dental - ABC

Clínicas dentales

Las clínicas dentales son otro de los sectores de mayor demanda dentro del negocio franquiciador, en el que operan destacadas enseñas andaluzas. Una marca en expansión es Campus Dental, promovida por el empresario y abogado sevillano Joaquín Torres González-Barba. Ha desarrollado un modelo novedoso que combina lo asistencial con la formación de odontólogos y titulados en FP de higiene bucodental. Nació en 1990 en Sevilla, donde mantiene dos centros propios, y ha crecido como enseña en otras seis provincias. «Nuestro plan es sumar tres y cuatro centros cada año», explica su fundador. Franquiciar Campus Dental cuesta 128.000 euros llave en mano, incluido el canon de entrada, que asciende a 18.000 euros.

Otra sevillana, Dental Company, es una de las cadenas con más crecimiento en este subsector sanitario. Creada en 2009 por José María Gallego, suma ya alrededor de 90 centros. En 2016 comenzó su expansión internacional con la primera apertura en Portugal. Es uno de los ejemplos de franquicia andaluza exitosa, que ha cuajado en el mercado nacional y ha atraído el interés de los inversores. Tanto es así que Gallego, que también es accionista y consejero delReal Betis Balompié, se desvinculó de la sociedad el año pasado tras vender su participación. El grupo francés Smartholding y el fondo de capital riesgo británico Headway Capital Partners controlan ahora la cadena.

Las tabernas-colamao de Voclapié tienen estética andaluza
Las tabernas-colamao de Voclapié tienen estética andaluza - Nieves Sanz

La cadena andaluza de gastro-bares Volapié también ha protagonizado un movimiento corporativo al entrar en la órbita del grupo español multimarca Foodbox, que opera también Papizza, Mas Q Menos o Santagloria. Subida a esta plataforma, Volapié ha acelerado su expansión y cuenta con más de 55 restaurantes. La primera taberna-colmao de esta cadena de estética andaluza abrió en 2008 en un pequeño local en Fuengirola inspirado en el mítico ultramarinos Casa Manteca de Cádiz.

Operaciones corporativas

«Grupos más potentes aumentan su portfolio de marcas comprando enseñas consolidadas como es el caso de Volapié. Esta es una de las tendencias del mercado de la franquicia», destaca Prudencio Martínez-Franco, presidente de la Asociación de Franquiciadores de Andalucía (Franca) y director de la feria sectorial FranquiShop, que se celebrará en Sevilla a partir del próximo miércoles.

Restaurante sevillano de la cadena de hamburgueserías TGB de Grupo Restaliaa
Restaurante sevillano de la cadena de hamburgueserías TGB de Grupo Restaliaa - Juan Flores

En este sentido, Martínez-Franco apunta que se está produciendo «un desplazamiento hacia Madrid» como centro de operaciones de grandes cadenas de franquicias triunfadoras, como ha sido el caso de Restalia (100 Montaditos, La Sureña y The Good Burguer). Este grupo fundado por el empresario sevillano José María Fernández-Capitán empezó en el año 2000 con un bar en la playa onubense de la Antilla y hoy es multinacional. El gigante andaluz de las franquicias alcanza ya un negocio de 330 millones de euros con una red de 800 establecimientos, de los cuales un 10% se encuentra fuera de España. Restalia ha anunciado el lanzamiento en primavera de su cuarta marca y su meta es llegar a 1.000 restaurantes en el año 2020.

Junto a gigantes como Restalia, Pomodoro, la cadena sevillana de comida italiana, crece como la espuma en España y dará el salto a Portugal. Factura 38 millones en sus 89 locales.

La restauración de un solo tenedor es uno de los negocios franquiciados en auge. Las hamburgueserías malagueñas inspiradas en California de Taxi Angus son un exponente.

Establecimiento sevillano de Dunkin Coffee, que en España opera el grupo andaluz NRSur
Establecimiento sevillano de Dunkin Coffee, que en España opera el grupo andaluz NRSur - ABC

En este mundo de la restauración, otro líder de la franquicia española es NRSur, un grupo andaluz que gestiona las populares cadenas de un tenedor Dunkin Coffee (marca con la que opera en España Dunkin Donuts), Burguer King, KFC y Pizza Hut. Con sede en Málaga, fue creado por el empresario Adolfo Rodríguez Flores en 1995 y entre sus accionistas de referencia se encuentra la familia sevillana Cobreros Fidalgo, junto al fondo MCH.

Interior de una de las tiendas de moda de Libélula Shop
Interior de una de las tiendas de moda de Libélula Shop - ABC

Moda

En franquicias de moda, donde hay campeones mundiales andaluces como Mayoral o Charanga, se están abriendo paso nuevas marcas como la sevillana Libélula Shop, de las hermanas García Pereira. «Acabamos de abrir nuestro noveno establecimiento. Somos una plataforma de tiendas físicas para marcas y diseñadores de autor», explica Alicia García Pereira. La inversión estimada en esta enseña asciende a 29.000 euros, aunque depende de la ubicación y la superficie del comercio.