Más de 1,6 millones de andaluces usan ya BlaBlaCar, de los que 460.808 son sevillanos
Más de 1,6 millones de andaluces usan ya BlaBlaCar, de los que 460.808 son sevillanos - ABC
ANDALUCÍA

Medio millón de sevillanos usan BlaBlaCar, un 50% más que en 2016

En Andalucía, 1,6 millones de personas viajan con esta plataforma de coche compartido, siendo el trayecto Málaga-Granada el más concurrido

SevillaActualizado:

La plataforma de coche compartido BlaBlaCar suma ya en Andalucía un total de 1,6 millones de usuarios, según ha informado a ABC. Ello supone que dos de cada 10 usuarios españoles de la plataforma son andaluces. La provincia de Sevilla lidera el uso de esta aplicación móvil, con 460.000 usuarios en 2018, lo que representa un crecimiento del 50% respecto a 2016.

La ocupación media de esos vehículos compartidos es de 3,9 personas, «cuando la media de los viajes compartidos suele esta en Europa en 1,9 y en España en 1,9». La distancia media recorrida de los usuarios de BlaBlaCar en Andalucía es de 226 kilómetros por viaje. Sevilla es la segunda provincia española que más usa BlaBlacar, después de la Comunidad de Madrid.

En el ránking de provincias que más usan BlaBlaCar le sigue Granada, con 377.688 personas que han viajado compartiendo coche mediante esta aplicación. Málaga, con 297.332 ocupa el tercer puesto en esta clasificación, ya seguida de lejos por Córdoba (156.308), Jaén (117.033), Almería (101.452), Cádiz (95.093) y Huelva (65.624). El 16% de los conductores de España que comparten sus coches en viajes son también viajeros, con lo que intercambia habitualmente ese rol.

ABC
ABC

El trayecto Málaga-Granada es el más concurrido de toda Andalucía, aunque también lo son Sevilla-Huelva y Sevilla-Madrid. La capital andaluza es el punto de partida más habitual para los usuarios, siendo Madrid el destino más común entre los andaluces que usan esta plataforma.

En lo que se refiere al perfil de usuarios de esta plataforma de coche compartida, en los últimos ocho años ha aumentado la edad media de los viajeros, ya que pasado de los 24 a los 31 años. La comunidad de usuarios es cada vez más paritaria, ya que está conformada por un 52% de hombres y un 48% de mujeres.

La segunda semana de agosto, BlaBlaCar registró su récord de actividad coincidiendo con la huelga de Renfe, el festivo del 15 de agosto y la Operación Salida. Sólo en lo que va de agosto, en BlaBlaCar se han publicado en España más de 400.000 plazas vacías con destino Andalucía.

Como novedad, la plataforma ha puesto en marcha un algoritmo que une pequeñas localidades que no están conectadas a grandes ciudades o capitales mediante sistemas públicos de transporte. «Ello ha permitido minimizar los desplazamientos, ya que si detecta que hay alguien que va, por ejemplo de Madrid a Granada, y otra persona que quiere ir de La Carolina (Jaén) a Granada, se les pone en contacto. Como máxime se puede pedir a quien comparte coche que se desplace 15 kilómetros para recoger a un viajero», explican fuentes de la compañía.

Álvaro Zamácola, director general de BlaBlaCar para España y Portugal
Álvaro Zamácola, director general de BlaBlaCar para España y Portugal - ABC

BlaBlaCar ha realizado un estudio que concluye que el uso del coche compartido supone un ahorro de 1,6 millones de toneladas de emisiones de CO2 en Europa, «lo que supondría un ahorro mayor que el de eliminar todos los coches que circulan por las ciudades de Barcelona y Valencia».

La plataforma pone en contacto a viajeros y conductores, permitiendo compartir gastos a estos últimos, pero no obtener beneficios. Así, BlaBlaCar recomienda que no se cobre más de 0,06 euros por kilómetro a los viajeros, aunque se puede incrementar esa cantidad en un 50%.

La persona que reserva plaza en un coche compartido paga on line el trayecto al conductor y una comisión -un porcentaje no fijo sobre el gasto compartido entre los usuarios- a BlaBlaCar. En 2018, BlaBlaCar arrojó resultados positivos —la empresa no facilita cifra de facturación ni de beneficios— y compró la compañía de autobuses francesa Ouibus, propiedad de la SNCF, la compañía nacional de ferrocarriles francesa.

En 2016, la Confederación Española de Transporte por Autobús (Confebus) solicitó el cierre cautelar de la plataforma BlaBlaCar por presunta competencia desleal pero un juez lo desestimó. Un año después, el juez de lo Mercantil desestimó la demanda al entender que la plataforma que conecta personas para compartir viajes en coches particulares realiza una actividad legal y ajena a la Ley de Ordenación de Transporte Terrestre (LOTT). En 2019, la Audiencia Provincial de Madrid desestimó el recurso de apelación de la patronal contra esa sentencia.