Enrique Montero Gómez y Armando Fernández Aramburu, socios directores del bufete Montero Aramburu Abogados
Enrique Montero Gómez y Armando Fernández Aramburu, socios directores del bufete Montero Aramburu Abogados - ABC
Economía

Montero Aramburu Abogados crece un 10% al facturar casi 16 millones de euros

La plantilla de la firma alcanza los 234 trabajadores, 165 de ellos abogados

SevillaActualizado:

En 1971, el sevillano Enrique Fernández-Aramburu León y el salmantino José Luis Montero Gómez fundaron un despacho de abogados en Sevilla, que cinco décadas después se ha convertido en un bufete nacional que factura 15,7 millones de euros -un 9,8% más que en 2017- y en el que trabajan 234 personas. Hoy llevan las riendas de ese prestigioso despacho sevillano Enrique Montero Gómez y Armando Fernández-Aramburu, sobrino e hijo de los cofundadores, respectivamente.

La primera sede de Montero Aramburu Abogados estuvo en la calle Monte Carmelo de Sevilla. Entonces estaba especializado en Derecho Tributario porque sus fundadores eran funcionarios de Hacienda. En 1992, cuando ya tenía 20 trabajadores, se trasladó a la calle Bueno Monreal, donde contrataron a más personal y comenzaron a extender sus servicios al Derecho Privado y el Mercantil. Con posterioridad, ampliaron las disciplinas al Derecho Público, el Laboral y el Penal.

«Sin ser uno de las grandes firmas de abogados de España, hoy abordamos 13 disciplinas. Tenemos servicios multidisciplinares y eso nos define. A pesar de haber crecido no hemos dejado de ser un despacho tradicional, donde se escucha al cliente porque queremos que se sienta humanamente respaldado», explica Armando Fernández-Aramburu, uno de los socios directores de esta firma que ocupa el puesto 19 en el listado general de bufetes nacionales por volumen de facturación

Su plantilla actual alcanza las 234 personas, 165 de ellos abogados; 48 trabajan en el área administrativa y 21 dan apoyo en la gestión procesal, laboral, fiscal y contable. En la Torre de los Remedios, a donde se trasladó en el año 2000, el bufete ocupa casi 3.000 metros cuadrados de despachos repartidos en seis plantas y media, en las que trabajan 140 personas.

Expansión nacional

El despacho Montero Aramburu tiene carácter nacional, ya que ha ido extendiendo sus oficinas por las Islas Canarias, Andalucía y Madrid. En 2002 absorbió el despacho de Lorenzo Fernández en Santa Cruz de Tenerife, donde hoy trabajan 45 personas, y en 2003 incorporó el despacho que en Las Palmas tenía Enrique Montero, hermano del cofundador del bufete, y que hoy emplea a 17 trabajadores.

La oficina de Córdoba, donde trabajan 6 personas, se inauguró en 2010, y dos años después inauguró otra en Huelva con 4 empleados. El salto a Madrid lo dio Montero Aramburu en 2015, aunque en 2018 aceleró su expansión en la capital española con la entrada de tres nuevos socios que procedían del despacho Roca Junyent. Ello permitió la entrada de once abogados, siendo hoy su plantilla de 22 personas.

El despacho sevillano tiene como director gerente a Manuel Fernández Leal y cuenta con 12 socios de cuota (consejo de socios) y 6 profesionales, así como cinco consejeros. Por el despacho han pasado desde 2016 un total de 78 universitarios para realizar sus prácticas obligatorias.