Los accidentes se han disparado en el sector de la construcción en Andalucía
Los accidentes se han disparado en el sector de la construcción en Andalucía - ABC
ANDALUCÍA

Se multiplican por siete las muertes en el sector de la construcción en Andalucía

Los fallecidos por accidente laboral desde el pasado mes de enero se elevan a 66 en la comunidad autónoma

SevillaActualizado:

El 18 de agosto perdió la vida con 22 años un repartidor de comida de un restaurante local en Lebrija (Sevilla). Al día siguiente, falleció un operario cuando retiraba el vallado de la feria en Siles (Jaén) y el 21 de agosto murió con 25 años otro repartidor de comida rápida 25 años cuando su motocicleta chocó contra un turismo. Desde enero pasado hasta el 22 de agosto de 2019, las muertes por accidente laboral se elevan a 66, lo que supone una cada cuatro días, según UGT de Andalucía, que pide un plan urgente contra la siniestralidad en esta comunidad autónoma.

De los 66 fallecidos en accidente de trabajo en Andalucía desde enero, 12 perdieron la vida cuando se desplazaban desde su domicilio al lugar de trabajo y viceversa (accidente in itinere). UGT dice que a esos fallecidos habría que añadir los autónomos que han perdido la vida en su trabajo y que en España son 33 en lo que va de año.

Provincias

La comparativa de muertes por accidente laboral entre enero y junio de 2019 (últimos datos oficiales) arroja un total de 55 muertos, un 5,7% más que en el mismo período del pasado año. Concentran el mayor número de fallecidos durante la jornada laboral las provincias de Sevilla (18), Granada (11), Málaga (9) y Jaén (8).

En el primer semestre de 2019 se han registrado en Andalucía 54.199 accidentes laborales que han provocado bajas médicas, 630 de ellos graves , lo que supone un crecimiento del 2,6%. Del total de accidentes laborales, 7.397 fueron in itinere.

El 56% de los fallecidos en accidente laboral trabajaban en el sector servicios, el 27% en la construcción, el 19% en la industria y el 5% en la agricultura. Los trabajadores muertos en las obras fueron 15 en el primer semestre de 2019, frente a dos registrados en el mismo período del año anterior, lo que supone que se han multiplicado por siete estos casos.

A juicio de UGT Andalucía, «el repunte de la actividad de la construcción y la precariedad laboral hace que se haya disparado la siniestralidad en este sector». Para el sindicato, «la precariedad en el trabajo sigue matando. Cada semana mueren dos trabajadores en el tajo y se ocasionan 24 accidentes graves».

UGT añade que «la temporalidad va de la mano de la siniestralidad laboral, ya que sufren una falta de formación e información en materia de riesgos laborales, esencial para garantizar su seguridad y salud en el trabajo. Además, pueden llegar a asumir riesgos que quizá los trabajadores indefinidos no asumirían por temor a perder su puesto de trabajo».

En este sentido, añade que «la precariedad laboral, la temporalidad de los trabajadores, y el recorte de las empresas en formación y en medidas de seguridad, que no acaban de entender la prevención como inversión y no como un gasto, son las causas más importantes y la consecuencia es este alto nivel se siniestralidad laboral».

Prevención

«Es evidente que Andalucía necesita de un plan de choque contra la siniestralidad laboral y que la Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el Trabajo 2017-2022, consensuada con los agentes económicos y sociales, debe de contar con un mayor presupuesto», añade el sindicato uguetista.

Por su parte, CC.OO. lamenta los últimos accidentes mortales de repartidores de comida y asegura que denunciará ante la Inspección de Trabajo ambas muertes en un sector tan precarizado como el del reparto a domicilio». Comisiones Obreras lanza un llamamiento a las administraciones para que sitúen en primera línea de acción la prevención y el objetivo de la siniestralidad cero, «para lo cual —dice hay que dotar a la Inspección de Trabajo de los medios suficientes para cumplir con su función y vigilar a las empresas y a los trabajadores».