Un operario monta una caja de cambios en la factoría sevillana de Renault
Un operario monta una caja de cambios en la factoría sevillana de Renault - EFE/Juan Ferreras
Automoción

La planta de Renault en Sevilla fabricó más de millón de cajas de cambios en 2018

Renault España cerró el ejercicio 2018 con beneficio neto de 129,8 millones, un 12,4% más

SevillaActualizado:

La factoría de cajas de velocidades de Renault España en Sevilla produjo el año pasado 1.093.149 unidades, de las cuales exportó el 82%, según las cuentas aprobadas durante la Junta General Ordinaria de Accionistas celebrada ayer en Valladolid.

Renault España cerró el ejercicio social de 2018 con un resultado neto (después de impuestos) de 129,8 millones de euros y una cifra de negocio de 7.575,7 millones, tras vender 123.110 vehículos entre turismos y derivados, la segunda posición del mercado español,

La filial Dacia creció su producción, con 65.102 unidades matriculadas, por lo que el Grupo Renault obtuvo el 12,26% de la cuota de mercado, con un total de 188.212 vehículos.

En cuanto a las factorías de la marca en España, la producción industrial han sumado 492.148 vehículos durante el ejercicio de 2018, de los cuales el 89% se ha destinado a la exportación, han informado fuentes del grupo automovilístico.

La factoría de Palencia ha fabricado 257.036 unidades de los modelos Kadjar y Megane en sus versiones Berlina y Sport Tourer, con un nivel de exportación del 87%.

Por su parte, la planta de Carrocería Montaje en Valladolid ha ensamblado 235.112 unidades del modelo Captur, de los cuales el 92% han viajado fuera de España.

Dentro del apartado de mecánicas, la producción total de la factoría de Motores de Valladolid en 2018 ha sido de 1.436.503 unidades, de los que se ha exportado el 69%.

Nuevo hito en Sevilla

El pasado mes de mayo, la factoría de Renault en Sevilla anunció que había alcanzado la cifra de 29 millones de cajas fabricadas desde que comenzase su producción en el año 1958. En concreto, la unidad 29 millones fue una JHQ manual de cinco velocidades, modelo que empezó a producirse en Sevilla en 2003, se envió a la factoría rusa del grupo de Avtovaz para ser montada en un vehículo Dacia Sandero.

La factoría sevillana está considerada como una planta de fabricación de componentes mecánicos estratégica para la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, ya que cubre el 33% de las necesidades de cajas de velocidades del Grupo Renault y exporta el 80% de su producción a más de 30 fábricas de la alianza en cuatro continentes.