Los directivos de grupos hospitalarios privados Benito García-Legaz (HLA/Asisa), Pilar Serrano (Quirónsalud) y José Luis Pardo (Vithas)
Los directivos de grupos hospitalarios privados Benito García-Legaz (HLA/Asisa), Pilar Serrano (Quirónsalud) y José Luis Pardo (Vithas) - ABC
ECONOMÍA

¿Qué preocupa a los hospitales privados en Andalucía?

Los bajos precios que pagan las aseguradoras y el incremento de costes por la tecnología, algunos de los retos a los que se enfrenta el sector

SevillaActualizado:

El sector hospitalario privado ha crecido en Andalucía a un ritmo de uno y dos dígitos en los últimos años. Ahora siete grandes grupos hospitalarios, entre los que se encuentran Quirónsalud, Vithas o HLA (Asisa), facturan en Andalucía casi 900 millones. El sector hospitalario privado se enfrenta a cinco grandes retos: el envejecimiento de la población, los bajos precios que pagan las aseguradoras, la masificación por el incremento de pólizas sanitarias privadas, la falta de médicos y enfermeros, y la obligación de invertir en tecnología y servicios para poder competir.

Benito García-Legaz, subdirector médico del grupo HLA -propiedad de la aseguradora Asisa-, manifiesta que «los dos grandes retos a los que se enfrenta nuestro sistema sanitario son el envejecimiento de la población, que favorece la cronicidad de las enfermedades, y el incremento de costes, que pone en riesgo la sostenibilidad del sistema y que están provocados en buena medida por los avances tecnológicos. Los nuevos medios de diagnóstico y tratamiento o los medicamentos innovadores nos permiten avanzar hacia la personalización real de los tratamientos, pero con un coste mucho mayor. La cuestión es cómo financiar ese incremento en los costes».

Afirma este directivo de HLA, un grupo que tiene en Andalucía seis hospitales, 615 camas y factura 139 millones de euros, que «cada vez más andaluces contratan sus pólizas con una aseguradora de salud que garantiza, a un precio muy ajustado, acceso rápido a un sistema sanitario privado de alta calidad. Para adaptarnos a la demanda creciente, los grupos hospitalarios estamos haciendo un esfuerzo para crecer, incrementar nuestras plazas de hospitalización y nuestra capacidad ambulatoria y seguir ofreciendo a los pacientes la misma calidad asistencial».

«La realidad es que este esfuerzo nos está permitiendo no solo hacer frente al incremento de la demanda sino ampliar nuestra capacidad de colaborar con la sanidad pública para reducir las listas de espera, tanto diagnósticas como quirúrgicas. Hoy, la sanidad privada realiza todo tipo de tratamientos, por complejos que sean, y cuenta para ello con tecnología y profesionales capacitados», añade el director médico de HLA.

Por su parte, José Luis Pardo, director general del grupo Vithas, afirma que «durante los últimos años se han creado varios grupos hospitalarios privados en España de cierto tamaño y ahora es el momento de consolidar y buscar elementos diferenciales. Hasta ahora, las aseguradoras no veían diferencias entre los 450 hospitales privados de España. El reto de los hospitales privados es marcar las diferencias para reequilibrar los márgenes».

En su opinión, «las compañías de seguros han seguido una política de productos de precio bajo, vendiendo mucho en los últimos cuatro o cinco años a través de los bancos. Al final, la relación calidad-precio es ajustada, con lo que se genera una dinámica peligrosa. El riesgo al final es que des un servicio que no es el que espera un ciudadano que ya tiene el servicio nacional de sanidad», añade Pardo.

Para diferenciarse de otros hospitales, Pardo dice que el grupo empresarial que dirige ha apostado porque sus centros cuenten con la acreditación de la Joint Commisission International, que en España sólo tienen 15 hospitales, tres de ellos de Vithas (Xanit Internacional de Benalmádena, La Salud de Granada y Nuestra Señora de América de Madrid). A su juicio, las compañías aseguradoras tendrán que buscar financiación adicional para aquellos hospitales que dan un mejor servicio.

De igual forma, destaca que «para mejorar el servicio no sólo hay que invertir en tecnología, sino en dar mejor servicio, para lo que cuentan con 52 asesores personal de salud, que están a disposición del paciente y sus familiares antes y durante su estancia en los hospitales.

Pîlar Serrano, directora de Quirónsalud en Andalucía
Pîlar Serrano, directora de Quirónsalud en Andalucía - ABC

Pilar Serrano, directora de Quirónsalud en Andalucía, un grupo que tiene siete hospitales en la región, 719 camas y factura 234 millones de euros, entiende que uno de los grandes retos a los que se enfrenta el sector es la «escasez de profesionales, tanto médicos como enfermeros. Este es un problema que tendrá difícil solución tanto en la sanidad pública como en la privada. Hay pocas plazas de Médico Interno Residente (MIR). El segundo reto al que nos enfrentamos es la evolución tan espectacular de la tecnología, lo que nos obliga a los hospitales a hacer una importante inversión no sólo en maquinaria, sino en nuevos fármacos, tratamientos oncológicos, etcétera. Para poder competir y ser líder tienes que tener mucho músculo financiero».

En cuanto al riesgo de masificación en los hospitales privados afirma Serrano que «el crecimiento de las pólizas sanitarias privadas nos obliga a aumentar las estructuras cuando se han quedado insuficientes Eso supone invertir en consultas, nuevos centros, hospitales... porque el paciente quiere que se le atienda más rápido que en la sanidad pública. Las aseguradoras tienen unos baremos y si pagan poco no es argumento para no dar un servicio de máxima calidad para evitar tapones en algunos servicios o especialidades».

Serrano agrega que «el paciente está cada vez más instruido y formado, y por ello es cada vez más exigente con sus expectativas. Hay que cuidar al paciente y para ello hay que hacer mejoras no sólo científico-tecnológicas, sino también en la atención personalizada y la confortabilidad. Otro gran reto es la transformación digital, algo en lo que el sector hospitalario privado no ha avanzado suficientemente. Ahí entra la telemedicina, las videollamadas, los portales on line del paciente donde éste puede consultar toda sus historia clínica o resultado de pruebas...».