El malagueño Javier González de Lara ha puesto orden en las cuentas de la Confederación de Empresarios de Andalucía
El malagueño Javier González de Lara ha puesto orden en las cuentas de la Confederación de Empresarios de Andalucía - Francis Silva
Entrevista

El presidente de la CEA: «Los viernes 'sociales' se han convertido en viernes de Dolores para los empresarios»

Javier González de Lara declara que las medidas que aprueba los viernes el Ejecutivo nacional son «estocadas a los empresarios»

SevillaActualizado:

Javier González de Lara (Málaga,1963) llegó a la presidencia de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) en 2014, cuando la organización estaba en quiebra. Él ha logrado poner orden en las cuentas de la CEA y que ésta inicie un proceso de modernización para adaptarse a los nuevos tiempos, instaurando un código de buen gobierno, instrucciones internas de contratación... «Hoy -dice- la CEA tiene los mayores controles que haya tenido en 40 años». Presidente también de la Fundación CEOE, González de Lara defiende los intereses de más de 200.000 empresas y autónomos afiliados en una región con una de las mayores tasas de paro de España.

La CEA cumple esa semana 40 años con dos andaluces con rango de vicepresidentes en la CEOE: usted Gerardo Cuervas, presidente de la Confederación Española de Pqueña y Mediana Empresa (Cepyme) ¿Eso dará a los empresrios más visibilidad?

Yo creo que sí, que nos da oportunidades para que se visualice una Andalucía próspera, diferente, sobre todo en estos tiempos de cambio, no sólo socioeconómicos, sino también políticos. A nivel nacional podemos hacer una labor de lobby de la marca de Andalucía. Tenemos que trasladar una imagen de una Andalucía que quiere romper con los estereotipos que hay de nuestra tierra y que no nos tratan con justicia.

¿Más visibilidad es más poder?

No sé, pero sí más capacidad de influir y de generar percepciones distintas.

Como miembro del comité ejecutivo de la CEO, ¿qué le parecen los viernes «sociales» de Pedro Sánchez, donde se toman medidas sin acuerdo con los sindicatos y patronales?

Nos parecen bastantes desafortunados porque son torpedos en la línea de flotación del diálogo social. Lo mejor que puede hacer un Gobierno es consensuar medidas de ámbito social y económico con los agentes sociales. Si se rompe ese diálogo social, los viernes «sociales» se convierten en viernes de Dolores. No se pueden adoptar medidas que van a pagar las empresas porque llevamos varios viernes en los que todas las medias que se adoptan, alguien paga la cuenta y son estocadas a las empresas permanentes. Cada vez que es viernes, nos entra una enorme preocupación a los empresarios y nos tentamos la ropa (risas).

¿La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900 euros afectará más a Andalucía que a otras regiones de España?

Estamos en desacuerdo no en la subida del salario mínimo, sino en el procedimiento. Nosotros habíamos pactado en el acuerdo de negociación colectiva en julio de 2018 una subida hasta los 1000 euros en 14 pagas. Se había hecho un esfuerzo por parte empresarial y sindical relevante. Lo que no puede ser es que el Gobierno, de manera unilateral, se salte ese acuerdo y suba por decreto un 23,4% el salario mínimo interprofesional. Eso ha generado unas enormes tensiones en las empresas, en todos los sectores, desde el agrolimentario al industrial. Ha sido una medida poco adecuada que buscaba resultados electorales.

¿La subida unilateral del Salario Mínimo Interprofesional se está traduciendo en destrucción de empleo o menor empleo?

Está provocando una ralentización de determinadas tipologías de contrato y, sobre todo, de aquellas personas que por desgracia tienen una menor cualificación y están en las categorías inferiores de salarios. Eso es lo que nunca deberíamos permitir desde el punto de vista empresarial y social. Hay que ayudar a esas personas para que puedan tener una mayor estabilidad en el empleo, pero si encareces su coste, pues lógicamente se pierde la posibilidad de la contratación.

La CEA ha propuesto la creación de un Instituto de Crédito Andaluz. ¿En que se diferencia ese proyecto del promovido por Susana Díaz?

Nunca me he referido a un Instituto de Crédito Andaluz como tal y menos a una entidad con calificación por parte del Banco de España. Los empresarios sugerimos al anterior Gobierno crear un tipo de órgano, que podría ser una agencia, de promoción financiera en Andalucía. Tenemos sociedades de garantía recíproca que se han fusionado, tenemos la posibilidad de salir a los mercados exteriores para recaudar fondos, se pueden traer capital semilla, capital riesgo... Podría ser una agencia de colaboración público privada que facilite la financiación de políticas públicas y de inversiones productivas privadas.

Ya tenemos la agencia Idea, que tantos quebraderos de cabeza ha dado.

Idea podría estar dentro de esa estrategia financiera si es útil y yo creo que puede ser útil con las reformas adecuadas.