Ángel Haro, presidente de Prodiel
Ángel Haro, presidente de Prodiel - ROCÍO RUZ
ENTREVISTA

«Prodiel y Energía Plus tendrán un negocio conjunto de 1.000 millones en 2020»

El presidente del grupo, Ángel Haro, señala que en los últimos cinco esta empresa andaluza ha logrado convertirse en uno de los líderes mundiales en la construcción de grandes parques fotovoltaicos

SEVILLAActualizado:

El ingeniero industrial Ángel Haro saltó a la fama tras asumir la presidencia del Real Betis en 2016. En su segunda faceta, la de presidente y máximo accionista de Prodiel, ha mantenido siempre una comunicación de perfil muy bajo, aunque en 2013 ya entró en la Champions League de las compañías que desarrollan y construyen parques fotovoltaicos en todo el mundo. «En 2017 nuestros ingresos superaron los 280 millones de euros, incluyendo a nuestra participada Energía Plus, con 14,5 millones de ebitda; y en este ejercicio llegaremos a los 500 millones con un ebitda de 28», subraya Haro, que recuerda que la cartera contratada actualmente supera los 700 millones. La gran meta es superar en 2020 los 1.000 millones de negocio (de los cuáles el 60% provendría de Prodiel y el 40% restante de Energía Plus).

¿Cómo nace Prodiel?

Prodiel nació en 1994 para mantener líneas de distribución de Endesa. Fue en 2008 cuando yo entré en el capital, junto a otros socios, porque estábamos desarrollando proyectos fotovoltaicos y vimos su potencial para convertirse en constructor de parques «llave en mano». Hasta 2012 tuvo un gran recorrido, pero se produjo el parón renovable y nos vimos en la obligación de buscar nuevos mercados para no acabar siendo un zombi. Además, teníamos la convicción de que el futuro del mundo era renovable.

¿Por qué decide dar el primer paso internacional en Chile?

Nuestro principal cliente era Endesa y en Chile el grupo Enel tenía su centro de decisión para Iberoamérica, lo cual era un punto a favor. El marco jurídico era bueno, pues es el país más europeizado de la región. Allí logramos un contrato de SunEdison para participar en la construcción del parque fotovoltaico de 150 megavatios (MW) de Llano de Llampos, en Atacama. En España los proyectos que se habían hecho hasta ese momento eran de una escala muy inferior, aquel era el primer parque de gran dimensión del mundo y fue la oportunidad de convertirnos en un proveedor para grandes instalaciones.

¿Cómo logró Prodiel ejecutar ese gran contrato fuera de España?

Fue muy complejo, teníamos una subcontrata que quebró y casi el 100% lo hicimos con personal expatriado. Sufrimos la inexperiencia en la legislación chilena y en aspectos como la relación con los sindicatos o la propia dinámica de un proyecto de tanta dimensión… pero al final logramos el objetivo y generamos una experiencia que se ha convertido en una gran ventaja competitiva porque nuestra capacidad de adaptación para entrar en nuevos mercados es altísima. Chile cambió, en parte, el ADN de la compañía: Miguel Somé se incorporó a la dirección y ascendió con él un equipo de profesionales con un espíritu de crecimiento encomiable. También es justo decir que en ese momento en el que la financiación estaba cerrada, la Agencia Idea nos concedió un crédito de 4 millones de euros a la internacionalización que fue importante para nosotros y que devolvimos de forma anticipada.

En Iberoamérica se han hecho grandes desarrollos fotovoltaicos. ¿Estaban en el lugar adecuado en el momento correcto?

En Chile se hicieron otros dos grandes proyectos fotovoltaicos que batieron de forma sucesiva el récord mundial. Los parques han ido creciendo hasta llegar a proyectos como el que estamos ejecutando hoy en México, que llegará a 850 MW, el más grande del continente, donde somos el contratista principal con un alcance de 103 millones de dólares. Somos líderes en Iberoamérica con una diferencia abismal con respecto al segundo; hemos construido y conectado a la red más de 2.000 MW y estamos desarrollando otros 2.000 MW, la mayoría en países como Chile, México o Brasil. Gracias a esto nos hemos convertido en uno de los grandes «players» del sector.

Los precios de las renovables han caído y esto ha tensado a toda la cadena. ¿Esto afecta a Prodiel?

Prodiel ha sido una empresa tractora en este proceso que ha fortalecido a las renovales a fuerza de hacerlas más competitivas. En cuatro años los costes se han reducido a la mitad, esto es lo que ha provocado que surja un enorme apetito de los inversores por una tecnología que puede competir con la energía convencional, con lo cual el futuro que se ha abierto para este sector es enorme y prometedor. La oferta más competitiva del mundo es una que hemos hecho nosotros en Arabia Saudí, sin esa capacidad de reducir costes no seríamos líderes.

Ángel Haro, presidente de Prodiel
Ángel Haro, presidente de Prodiel - ROCÍO RUZ

¿Cuál es la ventaja competitiva de Prodiel?

Las renovables son un negocio cada vez más financiero en el que los costes de construcción, operación y mantenimiento son decisivos para la rentabilidad. En la construcción de un parque hay que prescindir de todo lo que no genera valor para hacer una instalación extremadamente eficiente. Eso se consigue aplicando ingeniería de manera intensiva para reducir cableados, tener seguidores más eficientes, hacer el movimiento de tierra justo y necesario… Entramos en el desarrollo de los proyectos desde el principio, con lo cual intervenimos en el desarrollo y la ingeniería, que es donde somos fuertes. Después hay otros aspectos, como la logística, pero estamos desarrollando tantos MW que tenemos la máquina muy engrasada. Somos muy perfeccionistas y cumplimos plazos, porque un pequeño fallo eleva el coste de construcción y un incumplimiento en la entrega del parque provoca una pérdida de cientos de miles de euros por el retraso de la entrada en operación.

Prodiel desarrolla en España varias iniciativas, como la que participa junto a Jinko en Alcalá de Guadaíra. ¿Entrará en la promoción de plantas?

España ha vuelto al mapa de las renovables con un desarrollo anual que superará los 3.000 MW y Prodiel debe ser uno de los grandes actores en este renacimiento. No tenemos vocación de permanecer en el capital de proyectos a largo plazo, somos «epecistas», si participamos en la promoción es para quedarnos como constructores y mantenedores del parque, pero no permaneceremos a largo plazo en el capital. La promoción de renovables es interesante, pero es intensiva en capital y hay muchas compañías en el mundo que han caído en la propia trampa de ser, al mismo tiempo, promotor, constructor y concesionario. Nosotros tenemos claro cuál debe ser nuestro papel dentro de la cadena de valor.

¿Cuáles son los mercados de futuro?

Oriente Medio, la región Asia Pacífico y África son mercados que crecerán. El crecimiento en Arabia Saudí y Australia ya es muy importante, y África será prometedor en el futuro, pero deben resolverse debilidades en sus infraestructuras de evacuación. Iremos allí donde haya grandes proyectos con clientes muy expertos y con unos estándares internacionales homogéneos, que es donde somos fuertes.

¿Prodiel se centrará solo en fotovoltaica?

En eólica también nos estamos adjudicando contratos relevantes en países como Guatemala y Argentina. Tenemos cinco líneas, como son la construcción de instalaciones renovables, la construcción de subestaciones y líneas de alta tensión, el mantenimiento de instalaciones y la promoción en fotovoltaica para posicionarnos como contratistas. Ahora hemos incorporado Energía Plus, con lo que avanzamos en la cadena de valor.

¿Qué sinergias aporta Energía Plus a Prodiel?

Entramos en la comercialización de energía, que es otro vector de la cadena de valor, y le aportamos además a Energía Plus una estructura solvente y capacidad para internacionalizarse.

¿Qué capacidad de crecer tiene Energía Plus?

Estamos entre las 15 primeras comercializadoras de España y cada año ganamos cuota. Todo depende de dónde se focaliza el servicio. Si entras masivamente en el cliente doméstico los márgenes son interesantes, pero hay mucha rotación. Somos muy especialistas en el cliente industrial y la pyme, donde el margen es menor pero es más estable.

Imagen de una de las instalaciones de Prodiel
Imagen de una de las instalaciones de Prodiel

Es un sector donde hay concentraciones. ¿Comprará nuevas firmas?

Tenemos un plan ambicioso para crecer de forma orgánica y multiplicar por cuatro su negocio, que en 2017 fue de 71 millones con ebitda un de 1,1.

¿Cuál es el objetivo de Prodiel en 2020?

Tenemos un plan para facturar con Prodiel 600 millones en 2020 con un ebitda de 45 millones y si añadimos el crecimiento esperado de Energía Plus debemos llegar a 1.000 millones.

¿Ha fichado a profesionales de Abengoa?

Abengoa relanzó el talento de Sevilla y ha puesto la marca de la ciudad en todo el mundo. Hemos fichado talento de Abengoa, profesionales que conocen el sector, están acostumbrados a trabajar en entornos internacionales muy competitivos y piensan en cualquier negocio con una perspectiva mundial.

¿Cuál es la plantilla de Prodiel?

Tenemos 400 empleados en España y 2.500 en todo el mundo, llevamos tres años duplicando plantilla cada ejercicio.