Adrián Fernández-Romero y Francisco Cabrera
Adrián Fernández-Romero y Francisco Cabrera - ABC
Bufete de abogados

Sanguino ficha a nuevos especialistas para reforzar el bufete

Francisco Cabrera, Adrián Fernández-Romero y Mª José Torres se unen al despacho

SevillaActualizado:

Sanguino Abogados, con una trayectoria de más de quince años, refuerza algunas de sus principales áreas con la incorporación de nuevos y contrastados profesionales. Se trata de Francisco Cabrera, experto fiscalista; Adrián Fernández Romero, especialista en operaciones financieras, corporativas y M&A;y la mercantilista María José Torres.

Francisco Cabrera, economista y experto en materia fiscal, se incorpora a Sanguino Abogados con un equipo de cinco profesionales más especializados en Derecho Fiscal y Tributario. Sanguino y Cabrera —que procede de otra consolidada firma de economistas fiscalistas— han llegado a un acuerdo marco de colaboración mediante el cual estrecharan relaciones sin descartar en un futuro próximo otras formas de colaboración o incluso integración.

A raíz del acuerdo de colaboración que el despacho firmó hace unos meses con Ebora, a través del cual se convertía en agente exclusivo de un importante fondo surcoreano para canalizar inversiones en nuestro país, el despacho ha incorporado a Adrián Fernández-Romero como nuevo responsable del departamento Corporate. Fernández-Romero, experto en operaciones financieras, corporativas y M&A, desarrollará modelos de financiación alternativa y participará en operaciones de adquisición de empresas en los diferentes sectores en los que el despacho venía trabajando desde hace tiempo.

Por último, el departamento de Derecho Mercantil ha incorporado a María José Torres, abogada que durante los últimos quince años estaba al frente de la asesoría jurídica de Prasa, compaginándolo con actividades docentes en diferentes escuelas de negocio y universidades.

La firma, que se encuentra en fase de una importante ampliación de capital, se ve reforzada con la incorporación de estos profesionales, con lo que la plantilla asuma ya 40 trabajadores. El despacho registró en 2018 una facturación superior a 2,3 millones y, para este año prevé alcanzar los 3 millones de ingresos.

Este despacho se está centrando en el desarrollo de productos muy especializados, como la implantación de la huella de carbono, el compliance, y de manera especial, las operaciones de adquisición, venta y fusiones de empresas, y financiaciones alternativas. «Los departamentos de Derecho Administrativo, Civil y Penal, y las nuevas incorporaciones en el área fiscal y mercantil, lo sitúan en vanguardia en nuestra comunidad», según fuentes de Sanguino Abogados, firma fundada hace quince años en Sevilla por Ernesto Sanguino y José María Rodríguez. Hace algo menos de dos años, esta firma llevó a cabo una importante apuesta de futuro con su traslado a la antigua Casa Ybarra, en la avenida de Menéndez Pelayo de Sevilla, que adaptó para su sede central, recuperando así ese singular edificio.