La producción de aciete de oliva se acelera en enero
La producción de aciete de oliva se acelera en enero - ABC
Agricultura

Sevilla es ya la tercera provincia andaluza que más aceite de oliva produce en almazara

Genera 132.000 toneladas, por detrás de Granada y cada vez más cerca de Córdoba

SevillaActualizado:

Con el 99% de la campaña de olivar de almazara finalizada en la provincia, a falta tan sólo de recolectar algunas variedades más tardías como la aceituna pico limón, autóctona del municipio de Guadalcanal, o la variedad verdial en zonas de la localidad de La Puebla de Cazalla, se puede constatar el crecimiento exponencial productivo de aceite de oliva de Sevilla, fruto de la apuesta de los agricultores sevillanos por el cultivo de olivar en marcos intensivo y super intensivo.

Así lo confirma el avance de datos de la campaña oleícola a fecha de 31 de enero, donde Sevilla avanza una posición y se sitúa ya como tercera provincia oleícola de Andalucía, con 132.039 toneladas de aceite producido en las almazaras, aventajando a Granada (120.928 toneladas) y por detrás todavía de Córdoba(256.151) y Jaén (542.274), que mantiene imbatible su hegemonía productiva.

«Sevilla está llamada a ser un interlocutor cada vez más importante en el sector del aceite de oliva, ganando peso cada año debido a la entrada en producción de las nuevas plantaciones de olivos en alta densidad que a día de hoy se siguen poniendo», señala el responsable técnico de cultivos herbáceos y olivar de Asaja Sevilla, José Vázquez. Incluso el olivar súper intensivo en secano empieza a despuntar como cultivo alternativo en la campiña sevillana, ya que la escasa rentabilidad de los cultivos tradicionales (como cereales o girasol) hace necesario plantearse nuevas vías.

De hecho, «si la producción oleícola tradicional en la provincia ronda las 100.000 toneladas, en enero hemos subido a 132.000 toneladas, y aún falta por contabilizar toda la actividad del mes de febrero, que ha sido muy activo en lo que a recolección de aceitunas se refiere ya que la climatología ha sido muy favorable», explica Vázquez.

Molturación

A nivel regional, el aceite producido por las almazaras hasta finales de enero ascendía a 1.140.374 toneladas, el 80,5% de la producción nacional, que se eleva a 1.416.114 toneladas. Esto supone que en este último mes han entrado más de 683.000 toneladas de aceite, por lo que el ritmo de molturación de la aceituna ha pisado el acelerador y se ha normalizado tras un comienzo de campaña obstaculizado por el retraso en la recolección a causa de las lluvias y por el menor rendimiento graso de la aceituna.

A fecha de 1 de diciembre de 2018, transcurridos dos meses desde el inicio oficial de la campaña de recolección de aceituna con destino a molino, tan sólo se habían obtenido 61.755 toneladas de aceite de oliva en España, un 4,6% de la producción prevista por el Ministerio de Agricultura, que asciende a 1.598.900 toneladas (1.550.000 toneladas según las estimaciones de producción de Asaja).

La campaña

Según los últimos datos adelantados por la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA), Asaja Sevilla estima que el aforo de cosecha nacional estará «entorno a 1.500.000 y 1.550.000 toneladas de aceite de oliva», muy en consonancia con las estimaciones iniciales. Por tanto, España producirá más del 50% del aceite de oliva mundial. Sin embargo, no son datos preocupantes, ya que «España será capaz de dar salida a toda su producción», indica José Vázquez, que apunta que «el consumo nacional ronda las 500.000 toneladas, y las ventas al exterior alcanzarán 1.050.000 toneladas», ya que «la cosecha mundial cae y no llegará ni a tres millones de toneladas», por lo que «la producción estará por debajo del consumo».

Por ello, «no es entendible que los precios en origen se resientan». En este sentido, el técnico de Asaja Sevilla estima que «nos encontramos ante un momento de la campaña donde debe imponerse la tranquilidad en los operadores y en la que los precios deben ir moderadamente al alza», concluye José Vázquez.