Jaime González Moles (director financiero), Manuel González Moles y Ozgur Unay
Jaime González Moles (director financiero), Manuel González Moles y Ozgur Unay - ABC
Ingeniería sevillana

UG21 gana en Perú un contrato para participar en el nuevo aeropuerto de Arequipa

Con este proyecto, adjudicado en UTE con Sener por casi 2 millones de dólares, la ingeniería sevillana consolida su posición en el país andino

ABC
SevillaActualizado:

La consultora de ingeniería sevillana UG21 se ha adjudicado el Estudio de Preinversión del nuevo aeropuerto de Arequipa, un proyecto licitado por Aeropuertos Andinos del Perú (AAP), consorcio que gestiona varios aeródromos en el país latinoamericano.

El valor del contrato para UG21, que tiene un periodo máximo de ejecución de nueve meses, roza los dos millones de dólares y se ha logrado en UTE (50%) con la multinacional de ingeniería española Sener, compañía con la que ya ha trabajado en otros proyectos aeroportuarios de México y Colombia.

En el caso de Arequipa, realizarán la selección de alternativas adecuadas y la evaluación preliminar de los aspectos técnicos, económicos, sociales y de impacto ambiental para la construcción de una nueva terminal, edificios de estacionamiento, salvamento y extinción, nueva torre de control, plataforma, calles de rodaje y accesos, ha informado la compañía en un comunicado.

El presupuesto global del futuro aeropuerto asciende a 215 millones de dólares.

La cartera de trabajos de UG21 en el país andino asciende a 3,6 millones de euros, sobresaliendo, entre otros proyectos, el diseño del Sistema de Abastecimiento y Saneamiento de la ciudad de Juliaca por un montante de 2,6 millones, y el Plan de Reconstrucción de Piura, por 2,2 millones y que se ejecuta en consorcio con la también sevillana Ayesa.

UG21 cuenta igualmente con oficinas permanentes en Bogotá y Medellín (Colombia), donde su cartera de pedidos alcanza los 2,5 millones de euros, destacando los diseños del nuevo aeropuerto de Ipiales para la Aeronáutica Civil, o la interventoría de la obra de la nueva Ciudadela Universitaria de Medellín.

El resto de los proyectos de la compañía se reparten entre España y la delegación de México, inaugurada hace apenas dos años.

«Con estos números, las previsiones que manejamos apuntan a que cerraremos 2019 con una facturación superior a los 5,5 millones de euros, lo que supondrá volver a crecer otro ejercicio a doble dígito, esta vez por encima del 15%», explica Manuel González Moles, consejero delegado de UG21.

Consolidación de plantilla

«Sin embargo», subraya, «para nosotros, existe un indicador que nos enorgullece aun más y es la consolidación de una plantilla que sobrepasa el centenar de personas, con un alto porcentaje de estabilidad, lo que, sin duda, genera un valor añadido a nuestros trabajos e impregna un sello diferenciador, que hace que los clientes repitan con nosotros».

En este sentido, el presidente de la compañía, Ozgur Unay, destaca la «fuerte apuesta que estamos realizando por la formación de nuestros trabajadores, así como por la tecnología».

Otro de sus retos prioritarios es «consolidar las áreas Industrial y de Energía Renovable, las cuales, pese a su juventud, ya nos están dando un resultado muy superior al esperado y serán uno de los nuestros principales valores en el corto-medio plazo».

Fundada en 2001, UG21 se ha situado como una de las firmas andaluzas más importantes del sector, supliendo la falta de inversión pública en España con un plan de internacionalización que arrancó hace ya casi una década y que hoy soporta el 92% de su cartera de pedidos, que supera actualmente los 7 millones de euros.